Skip to content

Archive

Category: Bens de la Franja

Source: La frontissa trencada (Francesc Serés)

La frontissa trencada

A la Franja hauríem pogut construir una membrana permeable, un pont, una zona franca entre dos mons

En parlem a Saidí amb l’Albert Velasco, una de les persones que més ha treballat sobre les obres del Museu de Lleida; parlem dels arguments que hem hagut de fer servir per posicionar-nos. La complexitat del conflicte de les obres és un desdoblament de la història de les relacions entre Espanya i Catalunya durant els darrers quaranta anys. Arrenca dels primers moviments de reacció a l’estat de les autonomies, via segregació de les diòcesis de Lleida i Osca, i arriba fins a l’aplicació de l’article 155. En parlem també, tot dinant, amb en Manel Riu, professor de literatura a Tremp, a qui han denunciat per uns tuits crítics amb les càrregues de l’1-O.

Els llibres no supleixen la vida, però la vida tampoc supleix els llibres, deia Fuster. De vegades les vivències desmenteixen els grans llibres com la Constitució. Els textos poden ser reivindicats, fins i tot exhibits com a mal menor, però no poden ser eternament contradits sense que siguin revisats o sense que siguin considerats pura ficció. En Manel i la seva dona, la Mir, recorden una Saragossa hostil (direm només hostil, ja ens entenem) amb el català. Jo recordo professors arribats d’arreu d’Espanya i de l’Aragó per fer classes a la Franja que, en la seva majoria, eren absolutament refractaris a qualsevol cosa que tingués a veure amb la llengua i la cultura catalanes.

La Franja de Ponent hauria pogut ser el lloc ideal per fer una aportació a una altra Espanya possible

La Franja de Ponent hauria pogut ser el lloc ideal per assajar noves formes de convivència, l’espai per fer una aportació a una altra Espanya possible: hauríem pogut construir una membrana permeable, un pont, una zona franca entre dos mons. Això hauria volgut dir, emperò, reconèixer que n’hi havia dos, de mons: justament el que la uniformització de les autonomies negava. Això era durant els vuitanta, quan no és que no es pogués culpar l’independentisme dels malentesos, és que encara no es podia culpar ni tan sols Pujol. Durant els vuitanta, quan ni tan sols s’ha desenvolupat l’estat autonòmic, ja comença una involució preventiva, cautelar.

L’intercanvi era inevitable. Vaig estudiar belles arts i vaig conèixer professors i alumnes dels restauradors dels frescos de Sixena. Una vegada vaig dormir a Bandaliés, a prop d’Osca, on el propietari de la masia que ens acollia tenia tres talles romàniques meravelloses. Les tenia en un pessebre, en una menjadora d’animals, amb boles de càmfora i embolicades amb plàstic. No el culpeu, Osca es va despoblar com ho van fer les províncies de Saragossa i Terol, en molts llocs no hi quedava res. La realitat descrita des de les institucions, ho veiem aquests dies, no sempre casa amb la realitat.

Els llibres van per un lloc i la vida per un altre. L’Albert ha hagut de defensar públicament un llegat artístic, però també una cultura i una història que estrafan fins a falsificar-la. En Manel, professor de literatura, coneixedor i amant com pocs de la literatura i la cultura popular espanyoles, s’enfronta a un judici on en realitat el que es jutja és la ridiculesa d’un estat que ha perdut els papers.

Hem viscut tots tres la història de la degradació d’un espai geopolític que es va malbaratar abans de crear-se. Recordo els que se la van jugar, com Francisco Beltrán, alcalde de Fraga, polític aragonès de formació catalana i europea. També el conseller Bada, que se la va jugar per l’ensenyament del català a la Franja. Dos socialistes i dues bones persones a qui el seu partit, acomodatici, va deixar sols davant del PAR i el PP, disculpin la redundància. No tots els polítics són iguals, cal honorar el record de Beltrán i l’obra de Bada i, en tots dos casos, la vigència de la generositat. Ells, i altres com ells, haurien pogut representar un altre tipus de relació entre Espanya i Catalunya. Els van substituir gent com Marcelino Iglesias i Àngel Ros, gent que ha tingut poder però que no ha tingut política, gent que ha deixat un Aragó i una Lleida que són una caricatura d’allò que haurien pogut ser.

Entremig, la Franja de Ponent, la Franja d’Aragó. Entremig, la Guàrdia Civil obrint un museu de nit, anant a buscar un professor d’institut. Entremig, l’erosió sistemàtica d’una llengua i la creació d’una malfiança que durarà dècades. Entremig, el resum de quaranta anys.

El monasterio recupera sus obras artísticas después de una larga jornada que comenzó de madrugada con la llegada de los técnicos del Gobierno de Aragón al Museo de LleidaCientos de personas siguieron los acontecimientos fuera de la instalación y los Mossos d’Escuadra realizaron cargas contra manifestantes que trataban de romper el cerco de seguridadAragón denuncia la falta de una de las piezas, una pintura del siglo XVIII que, finalmente, fue localizada en el obispado de Lleida, y el mal estado de algunas de ellas¿Quién reembolsará a Catalunya lo que pagó a las monjas que le vendieron los bienes de Sijena?

Source: Así fue el “día histórico” en el que Aragón recuperó los bienes de Sijena

El alcalde socialista de Lleida considera que el Gobierno debería haber esperado a que se resuelvan los recursos judiciales sobre las obras de Sijena para llevarlas a Huesca”Les preocupan las 44 obras de arte, a mí también, pero a mí me preocupan también las 3.000 empresas que han marchado por la anterior política de la Generalitat”, responde a los independentistas”No ayuda a las relaciones básicas importantísimas para la cohesión global entre Catalunya y Aragón”, lamenta

Source: “No es casualidad que el tema de las obras de arte de Sijena surja con la vigencia del 155 y en periodo electoral”

Source: Salud asegura que Catalunya seguirá atendiendo en Lleida a pacientes de Aragón

  • El director de los Servicios Territoriales de Cultura había apuntado la posibilidad de que el traslado de obras de arte a Sijena pudiera perjudicar a los aragoneses

El director de los Servicios Territoriales de Cultura había apuntado la posibilidad de que el traslado de obras de arte a Sijena pudiera perjudicar a los aragoneses

LLEIDA, 11 (EUROPA PRESS)

El gerente de la Región Sanitaria de Lleida y el Alt Pirineu y Aran, Jordi Cortada, ha asegurado este lunes que la Generalitat seguirá prestando asistencia sanitaria a los pacientes de la Franja que habitualmente usan los servicios de salud de Catalunya.

Cortada ha hecho estas declaraciones después de que el director de los Servicios Territoriales de Cultura de la Generalitat en Lleida, Josep Borrell, advirtiera este lunes de que la operación policial para trasladar 44 obras de Sijena desde el Museu de Lleida podría perjudicar a los aragoneses que viven en la Franja y reciben asistencia sanitaria en la capital del Segrià.

El gerente de la Región Sanitaria de Lleida ha afirmado que “el departamento de Salud del Gobierno de la Generalitat siempre ha prestado asistencia sanitaria a pacientes de otras comunidades autónomas”.

“No hay ningún motivo para hacer ningún cambio en esta política, tampoco en cuanto a los pacientes de Aragón en los centros de Lleida, básicamente servicios de atención hospitalaria y procedimientos ambulatorios, que continuarán prestándose con toda normalidad”, ha afirmado.

Cortada ha recordado que está vigente el Convenio Marco de Colaboración entre el Departamento de Salud del Gobierno de Aragón y el Departamento de Salud de la Generalidad de Catalunya, firmado en 2005.

En este convenio se reconoce “la colaboración que siempre ha existido entre las dos comunidades autónomas, y que establece la atención a los ciudadanos de la Franja que acuden a los centros leridanos, ya que son los que tienen más cerca y así seguirá siendo”.

Source: El incendio de Valderrobres pone en evidencia la escasez de medios – La Comarca

Verónica Lacasa. Heraldo de Aragón

El delegado cultural de la Generalitat en Lérida amenazó ayer con «repensar» los servicios en áreas limítrofes, algo que ya ha descartado el Gobierno de Aragón

La recuperación de los bienes de Sijena no ha estado exenta de polémica y también ha salpicado a zonas limítrofes con Cataluña como el Bajo Aragón Histórico. Ayer, los técnicos aragoneses, los agentes de los cuerpos de seguridad y los profesionales de la comunicación que se desplazaron a Lérida para recoger las piezas vivieron momentos muy difíciles. Soportaron insultos, silbidos y amenazas. Pero no solo el grupo de ciudadanos catalanes que esperó en las puertas del museo ilerdense reaccionó mal ante el cumplimiento de la sentencia que dictaminó que los bienes debían de volver al Monasterio de Sijena. El delegado cultural de la Generalitat de Cataluña en Lérida, Josep Borrell, realizó acusaciones muy duras hacia Aragón. Opinó que el traslado de las obras se ha precipitado por la situación política y que «es un error fatal». «A los de Aragón, el traslado les puede pasar factura. Hay servicios que presta Cataluña de forma generosa, como el servicio sanitario, pero después de esto podemos decir: pues mira, nos lo repensamos», advirtió. «Es entrar en una dinámica que no favorece a nadie», concluyó.

Desde el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón restaron importancia a las declaraciones. Subrayan que estos convenios «no se prestan generosamente, sino que tienen compensaciones económicas y una serie de condiciones». Además, desde DGA recuerdan que no son convenios únicos con Cataluña, sino que existen con otras comunidades como la valenciana y que en Aragón también se atiende a ciudadanos de otras regiones por cuestiones de dispersión o distancias.

En el Bajo Aragón Histórico, el área sanitaria de Valderrobres es la única zona que entraría en este convenio de atención urgente (ambulancias). Gracias al mismo, los dispositivos que hay en la capital del Matarraña entran en la coordinación con los de Cataluña, y viceversa, si es necesario. Es un circuito que coordinan 061 y 112 y que funciona con éxito, siempre en beneficio de los vecinos de ambas comunidades.

El presidente de la Comarca del Matarraña, Rafael Martí, destacó la importancia de seguir cooperando entre las dos comunidades, algo que también se hace cuando hay un incendio, por ejemplo. «En las zonas limítrofes estamos muy contentos con estos convenios», dijo.

 

Solo regresaron 43 bienes

Aragón vivió ayer un día histórico por el retorno de los bienes de Sijena desde el museo de Lleida en el que se encontraban, aunque el alborozo se vio un tanto empañado por el deterioro de algunas piezas y por el extravío de una de ellas, en paradero desconocido. En el camión que abandonó el museo Diocesano de Lérida entre cordones de los Mossos d’Esquadra no encontraron los 44 bienes reclamados por la Justicia, sino 43: se ha perdido un lienzo del siglo XVIII sobre cuya ubicación, no se sabe nada. Además otras piezas están dañadas gravemente y no se sabe si podrán ser restauradas. Lo lamentaron ayer la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, y su director general, Nacho Escuín, tras llegar el camión con las piezas a Villanueva de Sijena (Huesca). Hoy podrá verlos el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán. En cuanto acabe la visita, comenzará un largo proceso de descripción y estudio de las obras, y si es necesario, de restauración. Todo ello encaminado a hacer del monasterio un espacio de exposición en el que disfrutar de la «joya» que en términos históricos y artísticos son estos bienes, para lo que el Gobierno de Aragón ha invertido 500.000 euros y para lo que tiene previsto invertir más, avanzó la consejera.

El operativo para el retorno de los bienes comenzó la medianoche del lunes y a las cuatro de la madrugada los técnicos del Gobierno de Aragón, acompañados por un letrado de la institución, accedían al Museo Diocesano, en donde esperaban el director del centro y el equipo de conservadores para mostrarles donde estaban. En la identificación ya se comprobó que algunos de los bienes (cajas sepulcrales, lienzos, tablas policromadas, etc…) mostraban deterioro y que uno no aparecía por ningún lado.

Los bienes fueron despedidos por manifestantes contrarios a la decisión. Entre ellos, cargos de la CUP, una de las entidades promotoras, o el diputado nacional de ERC, Joan Tardá.

Source: La Generalitat amenaza con restringir prestaciones sanitarias en Aragón tras la operación de Sijena

El director de los Servicios Territoriales de Cultura en Lérida, Josep Borrell, avanza que podrían «repensar» dar servicio de Salud en la Franja

Actualizado:

El director de los Servicios Territoriales de Cultura de la Generalitat en Lérida, Josep Borrell, ha advertido este lunes de que la operación policial para trasladar 44 obras de Sijena desde el Museo de Lleida puede perjudicar a los aragoneses que viven en la Franja y reciban asistencia sanitaria en la capital del Segrià.

«Puede ser que a la gente de Aragón les pase factura, porque hay servicios que presta Cataluña a los aragoneses de forma desinteresada y generosa y que se paga, como el servicio sanitario, pero podría ser que nos lo repensáramos», ha afirmado a las puertas del museo, mientras técnicos embalan las piezas de arte para su traslado.

«Creo que es un error, de alguna manera el conflicto podría tener el amparo del Tribunal Supremo (TS), no sé por qué tanta prisa. Eso mismo decía el ministro», ha subrayado.

 

Source: Aragoneses

, Madrid

Las relaciones entre Aragón y Catalunya pudieran ser mejores. Mucho mejores. Hace unos años, dos diarios estuvimos a punto de dar un pequeño paso en esa dirección. Concluida la Exposición Internacional de Zaragoza dedicada al ciclo del agua, parecían darse las condiciones para una mejor entente. La Expo del 2008 había sido un éxito, al que contribuyó de manera significativa el público catalán, gracias a la entonces reciente puesta en marcha de la línea de AVE entre Madrid y Barcelona. En este contexto, el Heraldo de Aragón y La Vanguardia empezamos hablar de la posibilidad de un editorial de los dos diarios para favorecer el entendimiento entre Aragón y Catalunya. Recuerdo que la idea surgió durante una visita al recinto de la Expo zaragozana.

La crisis económica se aproximaba al galope y el director del Heraldo, Mikel Iturbe, insistía, con muy buen criterio, en que era el momento de poner en primer plano las posibilidades de cooperación entre Barcelona y Zaragoza, pensando en los profesionales, en los empresarios, en los estudiantes universitarios… Tuvimos varias conversaciones al respecto. Dos ciudades importantes situadas a trescientos kilómetros de distancia parecen condenadas a competir entre sí, pero también pueden ayudarse y cooperar. Intercambiamos ideas y llegamos a tener preparado un borrador. Una tarde nos llamaron de Zaragoza, con voz preocupada: “Aquí el ambiente se vuelve a caldear con la cuestión de las obras de arte sacro; quizá será mejor que esperemos un poco”. Guardamos el borrador en un cajón y ahí está, esperando a que deshiele. En ocasiones lo releo y no puedo evitar una cierta nostalgia.

En uno de los párrafos finales, dice lo siguiente: “A menudo, el enconamiento y la exageración de algunos conflictos ha impedido aunar voluntades entre aragoneses y catalanes. La existencia de algunos litigios que exigen una paciente y equitativa solución, la pervivencia de antiguos prejuicios, la prudencia con que hay que abordar asuntos de alta sensibilidad como la política lingüística, y la cautela que exige la gestión del agua, no pueden hacernos olvidar en estos momentos de dificultad económica que es mucho más fuerte lo que nos une que lo que nos separa. La crisis también es un desafío a la vieja mentalidad territorial. La crisis exige alentar el espíritu de cooperación y explorar nuevas escalas y nuevos ámbitos”. Principios del 2009. Otra manera de enfocar las cosas parecía posible. Luego todo se complicó.

(AP)

La intensa reivindicación del corredor mediterráneo que vino meses después –en este caso, una colaboración muy activa entre Barcelona y València–, seguramente no ayudó a mejorar las cosas. En Aragón habían hecho bandera del corredor central, que dejaba en segundo plano la conexión ferroviaria catalana con Europa mediante la construcción de un gran túnel en los Pirineos centrales. Un túnel que los franceses rechazaron, por razones económicas, medioambientales y políticas. En París no quieren más agujeros en el Pirineo. En París siempre han deseado tener la llave principal de las relaciones estratégicas con España. La opción del corredor mediterráneo ha ganado fuerza –que nadie cante victoria–, pero ello no supondrá la ruina de Aragón. Gracias a su magnífica situación geográfica, a unos trescientos kilometros de Madrid, Barcelona y Bilbao, la ciudad de Zaragoza mantiene un gran potencial como área logística.

La crisis ha sido terrible. La crisis ha arrasado muchas cosas, entre ellas, un enfoque más pactista de las relaciones de vecindad. Ya disponemos de suficiente perspectiva para constatarlo. La crisis lo ha enervado todo. Ayer finalmente explotó en la calle el litigio de las obras de arte sacro.

La Guardia Civil entrando de madrugada en un museo diocesano. Gente gritando de rabia en la calle por el traslado de unos sarcófagos medievales. Los Mossos d’Esquadra usando las porras que no empleó en septiembre y octubre. Y un camión rumbo al pueblo de Sijena, donde le esperaban cantando canciones de Labordeta.

Aragón, 1 – Catalunya, 0, dice el marcador, en este tiempo en el que todo es crónica deportiva. Cuando el camión llegó a Sijena, faltaba una caja. Una caja llena de votos, que pronto estará en manos del candidato legitimista de Bruselas.

 

Luis María Beamonte (PP): “Todavía hay mucho patrimonio aragonés fuera de esta comunidad y tenemos que seguir luchando por él”Nacho Escartín (Podemos): “Los bienes tienen que estar en Aragón, pero traerlos con nocturnidad y con la Policía de por  medio no es el  mejor escenario”

Source: “Día histórico” para el PP y críticas desde Podemos por la “utilización irresponsable” de los bienes de Sijena

Albert Velasco, conservador del Museo de Lleida, publica una lista de piezas que no han merecido la atención de las autoridades aragonesas

Source: Piezas de Sijena en los museos españoles que (casualmente) no son reclamadas

La Audiencia de Huesca muestra dudas sobre si el pago de más de cien millones de pesetas acordado por las monjas y la Generalitat “no se ha satisfecho todavía”La resolución de los contratos debería conllevar la devolución de más de 2 millones de euros, con los intereses de los entre 23 y 34 años transcurridos desde las transacciones

Source: ¿Quién reembolsará a Catalunya lo que pagó a las monjas que le vendieron los bienes de Sijena?

Source: En directe: La Guàrdia Civil entra de matinada al Museu de Lleida per endur-se les obres de Sixena | VilaWeb

Source: El jutge autoritza la Guàrdia Civil endur-se les obres de Sixena “fins i tot” per “la força”

Source: Sixena pedra de toc | VilaWeb

Ha canviat de banda, el procés? Això sembla. El procés que ara cal seguir de prop és el de recentralització extrema de l’estat espanyol, de l’Espanya de les autonomies, del cafè per a tothom. Mireu el cas Sixena.

El que sigui que passi a Catalunya a partir del 21 de desembre no serà el procés que hem conegut en els últims cinc anys sinó tota una altra cosa. Mentrestant, des de fa un mes, amb el govern i el parlament clausurats –i Sànchez i Cuixart empresonats durant força dies més, ai–, qui porta la batuta és el govern central. I Sixena n’és l’indici i el símptoma del que pot passar, del que ja està succeint.

Les coses van tan de pressa aquests dies que no hi vull pensar, si les peces conservades fins ara al museu de Lleida s’han traslladat a Osca quan aquestes ratlles es publiquin. El punt és un altre: on anirien? Al museu de Barbastre? I si així fos, on?, als magatzems? Anirien al monestir de Sixena, que no té condicions? Potser a algun museu de la capital mateixa? No se’n diu res, d’això. I mira que el trasllat podria ser aquest dia 11 mateix. En fi, són incògnites d’un cas que s’aprofita del 155 per tirar milles.

Penso més aviat en allò de què no parlem. Dos aspectes substancials que en realitat es redueixen a un: ens importa, veritablement, l’art de Sixena?

Anem al primer aspecte. De moment Sixena és una arma electoral i prou. Ho podem veure als mitjans. Sobre les decisions dràstiques del 155 respecte d’aquesta història, només es demana l’opinió als partits polítics. No li importa, al món cultural? Perquè si així és, si només forma part del combat electoral, pleguem. Reconeguem de forma neta que només interessa com a pedra per a llançar contra l’adversari i seguir-nos mantenint en el paper de víctimes, pobres de nosaltres que hem conservat aquest art i no ens donen ni les gràcies.

L’altre aspecte és que Sixena porta cua. Ja s’han començat a alçar les veus que reclamen el retorn a l’arxiu de Salamanca de la documentació catalana històrica que tant ha costat de recuperar. Són qüestions de la memòria col·lectiva que es poden trastocar molt i molt. Si, com pareix, només importen des del punt de vista de la brega política, malament rai.

Fet i fet, l’afer Sixena s’assembla molt al 155. Potser per això s’han posat en marxa l’un i l’altre a la vegada. El 155 és l’eina més decisiva, ara, de la recentralització de l’estat espanyol començada fa temps, en l’època ja d’Aznar i el naixement de Ciutadans a Catalunya contra l’escola. Fa temps que passa, és que ara el procés s’ha tret la màscara del tot. Les veus que sostenen que el 155 és inconstitucional, com sovint explica aquí el director Partal, no tenen de moment gaire ressò. Veurem què passa ara amb el recurs de Podem al congrés de diputats en aquesta direcció. Sixena s’assembla al 155 perquè també tracta d’establir jurisprudència. I pot establir-ne, i tant que sí.

La pregunta llavors serà: l’estat espanyol està disposat a considerar les reclamacions als seus museus que li poden arribar segons com acabi el cas Sixena? L’estat espanyol també és part del patronat del MNAC. Amb el 155, ha deixat de donar suport al recurs del museu contra el trasllat de les obres conservades a Lleida. Aquest és el canvi substancial del ministeri. De moment, el ministeri no parla del trasllat dels murals conservats a Montjuïc. Ho veurem? Què farà a partir d’ara, l’estat? Si el 155 ha obert la capsa de pandora territorial, Sixena també ho pot fer en el seu ram.

En suma, que en aquesta història no s’hi val a badar. Potser que tinguem clar si l’art de Sixena ens importa o no: després de les obres del museu de Lleida pot venir la reclamació dels murals conservats al MNAC, que seria una desgràcia cultural arrencar i que vés a saber com es conservarien a Sixena. Si no ens importa, deixem-ho córrer; però llavors no fem comèdia, no ho plorem com si fos d’importància cabdal, si us plau.

Source: L’Audiència rebutja el recurs de la Generalitat per les obres de Sixena, dos anys i mig després de presentar-lo | VilaWeb

El ministre espanyol aprofita la intervenció de la Generalitat

Source: Méndez De Vigo aprofita el 155 i ordena el trasllat dels béns de Sixena a l’Aragó

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: