Luis Bricio dimite como alcalde de Aguaviva, tras 22 años en el cargo

Luis Bricio dimite como alcalde de Aguaviva, tras 22 años en el cargo.

 

El alcalde de Aguaviva, Luis Bricio (PAR), presentará su dimisión en un pleno extraordinario convocado el próximo viernes a las 22.00. La renuncia del edil y de la concejal aragonesista Rosa María Castel son los únicos puntos del orden del día de la sesión. El presidente intercomarcal de Teruel del Partido Aragonés, Joaquín Peribáñez, explicó ayer que Bricio ya había comunicado su decisión con anterioridad a la dirección del partido, alegando estrictamente problemas personales que le imposibilitaban desempeñar su labor al frente del ayuntamiento de la localidad. “La polémica que hay en el municipio con respecto a la presa del Bergantes puede llevar a pensar que ésa ha sido la razón, pero no ha habido otro motivo ni otra cuestión que no sean motivos personales”, destacó Peribáñez.

En la últimas semanas, el proyecto para la construcción de una presa de laminación en el río Bergantes, entre Aguaviva y La Ginebrosa, para minimizar el riesgo producido por grandes avenidas de este afluente del Guadalope ha despertado preocupación entre los vecinos del municipio bajoaragonés. En declaraciones a La COMARCA, Bricio explicó la pasada semana que una vez que el pueblo había decidido posicionarse en contra, el Consistorio apoyaría la voluntad de sus habitantes. Tras varias reuniones en las que el representante del Ayuntamiento explicó a los vecinos en qué consistía el proyecto, la mayoría de los habitantes de Aguaviva decidieron posicionarse en contra de la presa, siendo una de sus principales quejas la falta de información de su tramitación. Por su parte, el senador del PAR José María Fuster defendió ya la pasada semana en nota de prensa la construcción de la presa de laminación, señalando que es una obra fundamental para evitar riesgos en todo el Bajo Aragón. A pesar de existir posturas enfrentadas, desde la presidencia provincial del PAR recalcan que en ningún momento la renuncia del edil aguavivano se ha producido por discrepancias internas en el partido. “Yo creo que el alcalde debe defender lo que quieran sus vecinos, aunque la posición del partido en una causa concreta pueda ser contraria”, alegó el presidente intercomarcal. Además, el aragonesista agradeció la labor que Luis Bricio, dijo, ha realizado a lo largo de estos años en Aguaviva.

En un principio, el alcalde había informado de iba a convocar un pleno extraordinario para debatir en la sesión las alegaciones que se presentarían al proyecto de la Confederación Hidrográfica del Ebro como entidad municipal, pero no había manifestado su intención de dimitir. Al grupo socialista en el ayuntamiento la noticia le ha pillado por sorpresa. “No nos esperábamos algo así, ahora estamos en una situación de incertidumbre, no sabemos qué pasará a partir del viernes”, explicó Rosa Clemente, concejal del PSOE en el Consistorio. Aunque aseguró que continuarán con la elaboración de las alegaciones al proyecto, que presentarán ante la Confederación como grupo político.