La cota mínima de Mequinenza, aprobada en el Plan del Ebro

La cota mínima de Mequinenza, aprobada en el Plan del Ebro.

El borrador del nuevo Plan Hidrológico del Ebro fue aprobado ayer con 72 votos a favor, 5 abstenciones y 9 en contra, procedentes de Cataluña, ecologistas y CHA. El Plan regulará toda la cuenca hasta 2015. Se recoge la ejecución de 20.000 nuevas hectáreas de regadío y 35 embalses para ampliar la reserva hídrica. En Aragón se incluye una reserva de 6.550 hm3 para usos presentes y futuros de la Comunidad.

Xavier de Pedro, presidente de la CHE, destacó que el plan incorpora las reivindicaciones de las más de 1.700 entidades y asociacioens implicadas. «Al final el Plan es de todos y no es de nadie, porque hay instituciones que tienen que ceder para que otras puedan ganar y viceversa», recalcó De Pedro.

En lo que concierne al Bajo Aragón Histórico, el Consejo ha aprobado la fijación de una cota mínima de explotación de 105 en el embalse de Mequinenza. Para los regantes de Civán, esta medida sólo beneficia a Cataluña y reiteran su posición de elevar esta cota mínima a 110 por lo menos durante los meses de verano para que los riegos en el Bajo Aragón-Caspe no se vean afectados. Desde COAGRET denuncian que no se contemplan los suficientes caudales ecológicos para que se conserve el Delta del Ebro, que tendrían, en su opinión, que venir de Mequinenza.

Otra de las actuaciones que contempla el plan en el territorio es el recrecimiento de Santolea y la presa de laminación del río Bergantes. «Son dos proyectos importantísimos, uno para facilitar más hectáreas de regadío y generar riqueza y la otra por cuestiones de seguridad», destacó Juan Carlos Gracia, alcalde de Alcañiz, que acudió en representación de la Federación Española de Municipios y Provincias. Lamentó la postura negativa de Cataluña ante el Plan. «Pedían un caudal mínimo que dejaría prácticamente sin agua a las otras ocho comunidades», añadió.