Mochilas diseñadas y cosidas en Calaceite que se venden por todo el mundo – Diario de Teruel

Mochilas diseñadas y cosidas en Calaceite que se venden por todo el mundo – Diario de Teruel.

Mödernaked cuenta con una cuidada página web en la que se pueden comprar sus productos

Mödernaked parece una marca sueca pero está gestada en el Matarraña

Los productos Mödernaked suenan a sueco, pero se idean y fabrican en pleno corazón del Matarraña.

M. Cruz Aguilar, Teruel

15/12/2014

Los productos Mödernaked suenan a sueco, pero se idean y fabrican en pleno corazón del Matarraña. El diseño estrella de la marca son las mochilas artesanales inspiradas en las que llevaba Juan Simón para ir al colegio en La Codoñera, donde nació y vivió durante su infancia, aunque a las que ahora se venden como churros les han añadido mucho color y estampados florales.

El proyecto surgió como un experimento en el que Simón y su mujer, Solange Rodrigues, querían probar cómo desarrollar una marca de principio a fin y desde luego lo han conseguido. Ahora viven tranquilamente en el medio rural diseñando mochilas, gorras, llaveros que luego se distribuyen por todo el mundo tanto a través de internet como en algunas tiendas autorizadas para comercializar la firma.

Todo lo que hoy se puede encontrar en la página web de Mödernaked está pensado para chicas, aunque pronto ampliarán con una línea de chicos. En un principio pensaron en diseñar joyas, pero pronto cambiaron el registro hacia las mochilas y ya han logrado hacerse un hueco en el mundo de la moda.

El nombre de la marca, Mödernaked significa madre desnuda en sueco pero en su cuidada página web ya advierten que allí no hay nada pornográfico. Simón y Rodrigues eligieron ese nombre porque era una palabra que usaban a modo de broma para “definir a las chicas modernillas”, dice el responsable de la empresa, quien sin embargo argumenta que su línea de productos no está dirigida específicamente a ese tipo de mujer, sino a chicas jóvenes, independientes y con criterio a la hora de elegir su ropa y sus complementos.

Proyección internacional

La firma surgió en el medio rural turolense pero no trabaja para clientas de ningún país concreto: “No pensamos en mujeres de España o de Portugal, sino que trabajamos para público de todo el mundo”, puntualiza Simón. Aunque su residencia habitual está en el Matarraña, la pareja vive a caballo entre Lisboa, de donde es Solange Rodrígues.

Ambos tienen una gran experiencia en el mundo de la moda y siguen desarrollando proyectos para revistas especializadas, aunque aseguran que ahora solo aceptan aquellos trabajos que les apetecen. Así, aunque Juan Simón nació y se crió entre las comarcas del Bajo Aragón y el Matarraña, toda su vida profesional ha transcurrido fuera. Su mujer también tiene una gran trayectoria vinculada a la prensa especializada en moda y ha trabajado en revistas como Elle o Vogue.

La clave del éxito, según los responsables de Mödernaked, no es fruto de la casualidad sino que está en trabajar mucho y en la buena acogida que la prensa ha hecho de sus mochilas. Así, las ventas en Alemania han aumentado desde que la revista Grazia las eligió como el producto del verano y en Australia también cuentan con muchos clientes porque Frankie Magazine escribió un artículo sobre la firma que tiene su origen en el Matarraña.

De todas formas, aunque detrás de Mödernaked hay una ardua labor de diseño y márquetin, sus creadores reconocen que sí les ha sorprendido el éxito. “Era un juguete y no teníamos unos objetivos marcados, queríamos hacer pruebas en origen, aunque a veces lo que a ti te parece bonito al resto no, pero en este caso ha funcionado muy bien”, reconoce el empresario.

Pero lo que muy pocos saben es que detrás de cada mochila están las manos artesanas de mujeres y hombres que trabajan en los talleres de Calaceite, Mazaleón o Cretas. Su filosofía es hacer siempre productos muy cuidados y a mano. “No queremos industrializar la marca bajo ningún concepto ni superar nuestra capacidad de producción, por eso no trabajamos con fábricas”, apostilla Simón.

Buscan los talleres en el entorno más cercano, or eso las mochilas se hacen en el Matarraña y las gorras en la cercana localidad zaragozana de Caspe. A veces trabajan con especialistas más alejados, como para la línea de relojes que ahora están diseñando, para la que han buscado a unos profesionales andaluces porque son de los pocos que siguen fabricando relojes de manera artesanal. Juan Simón indica que su forma de trabajar es “a la inversa”, es decir que primero hacen un rastreo de los artesanos que hay en la zona y luego idean productos que puedan materializarlos ellos.

La firma nacida en el Matarraña no tiene stock de productos y cada mochila se realiza por encargo. En ocasiones la demanda supera las posibilidades de los talleres con los que trabajan y encargan también la confección de los bolsos a otros profesionales de poblaciones cercanas.

Las mochilas son el plato fuerte de Mödernaked, pero también hay otros tipos de bolsos, gorras y en breve contarán también con relojes y con una línea de productos destinados a los chicos, en los que hasta ahora la marca no había pensado.

Aunque su principal punto de venta es internet, cada año amplían el número de tiendas de todo el mundo en el que es posible encontrar los productos Módernaked. Actualmente los empresarios tienen puntos de venta en lugares tan dispares como Australia, Islandia, Francia, Alemania, Holanda, Taiwán, Estados Unidos o Japón. Desde el verano hasta ahora la mayor parte de los pedidos, en torno al 80%, se ha realizado a través de las tiendas.

Mödernaked está pensado por mujeres y destinado a chicas de entre 22 y 39 años con formación universitaria o de una profesión liberal que aunque no están especialmente influenciadas por la moda sí tienen criterio. El producto está dirigido al público femenino y por eso todos los actores que protagonizan este cuento son mujeres, salvo el propio inspirador de la idea, aunque este detalle es algo que muy pocos conocen y que los responsables de Mödernaked no airean.

Así, según relata el propio Juan Simón, las modelos que utilizan para las imágenes promocionales son mujeres, pero también lo son las fotógrafas que se ocupan de realizar las imágenes. “Está todo hecho por mujeres pensando precisamente en las chicas”, comenta el empresario de Calaceite.