I. Belanche: Día internacional de la lengua materna

Origen: Día internacional de la lengua materna

Día internacional de la lengua materna

  • Escrito por  Ignacio Belanche

La UNESCO, Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura creada en 1945 y que en estos momentos acoge a 188 estados miembros, tiene entre sus objetivos el mantenimiento de la paz y la seguridad en el mundo a través de la educación y la cultura para garantizar al mismo tiempo la justicia universal y el respeto de los derechos humanos.

Esta organización internacional promueve desde el año 2000, cada 21 de febrero, el Día Internacional de la Lengua Materna. Con ello quería conmemorar el Movimiento por la Lengua Bengalí que defendía sus derechos lingüísticos y que fue duramente reprimido por el ejército pakistaní. Y haciéndolo extensivo al resto del mundo se pretendía concienciar sobre el valor de las lenguas como patrimonio común de la humanidad.

La UNESCO, en su página web afirma “El uso de las lenguas maternas en el marco de un enfoque plurilingüe es un componente esencial de la educación de calidad, que es la base para empoderar a las mujeres y a los hombres y a sus sociedades. Debemos reconocer y promover este potencial para no dejar a nadie rezagado y construir un futuro más justo y sostenible para todos”

La Dirección General de Política Lingüística del Gobierno de Aragón ha querido dar visibilidad y hacer partícipes a todos los aragoneses de la riqueza lingüística de nuestro territorio donde una gran mayoría habla castellano y una minoría se expresa en aragonés y en catalán de Aragón. Para esta ocasión, personas conocidas de la sociedad aragonesa animan en un spot al uso de nuestras lenguas:

https://www.youtube.com/watch?v=wo-L_R1XRFo&feature=player_detailpage

En Monroyo, el pasado domingo se celebró un sencillo acto para conmemorar este día. En él se puso de manifiesto que el Matarraña es uno de esos territorios donde más del 70% de sus habitantes se expresan habitualmente en una lengua materna distinta del castellano. Y que lejos de esconderla o arrinconarla, hay que protegerla y valorarla como un patrimonio lingüístico propio e identitario. Quizás estudios como los que presentó la lingüista Anna Corruvina o como los que lleva habitualmente a cabo el sociolingüista penarrojino Natxo Sorolla, permitan aportar datos empíricos que arrojen algo de luz en un tema tan a menudo manipulado por intereses partidistas.