Cuarto Milenio desvela el misterio de un extraño insecto del Barranc Fondo

Origen: Cuarto Milenio desvela el misterio de un extraño insecto del Barranc Fondo

Un detalle de la fauna de Torrevelilla fue objeto de investigación para Cuarto Milenio. El equipo de Íker Jiménez se puso manos a la obra para identificar el extraño insecto que un telespectador envió en varias fotografías. Damián Querol es el joven que captó su imagen al dar con él dando un paseo en el Barranc Fondo junto a su padre Joaquín, la persona que contactó con el programa de Cuatro. Hubo explicación.

 

Sucedió en Semana Santa. Joaquín, su esposa y su hijo Damián paseaban por el Barranc Fondo en Torrevelilla. De repente Damián pidió el móvil a su padre para fotografiar un insecto de apenas unos centímetros pero que captó su atención al saltar dándose impulso con el abdomen. Joaquín se acercó al bicho y lo define como una mezcla de un montón de animales todos en uno solo. Según la descripción, que se puede ver en la foto de Damián, “la zona de la cabeza era similar a una araña pero con sólo dos ojos compuestos, con ocho patas pero las frontales desmesuradamente grandes y con unas larguísimas antenas parecidas a las de las langostas. El cuerpo tenía el abdomen parecido al de las polillas pero cubierto con escamas y debajo tenía unas pseudo patas como los miriápodos. La cola terminaba en tres aguijones, el central de dimensiones más que considerables”.

 

 

Damián ha heredado la pasión por la naturaleza de su padre por lo que pudieron acudir a los libros que conservan pero en ninguno aparecía nada parecido. Decidieron enviar la foto a Íker Jiménez como seguidores del programa que son. “Me escribió él mismo en varias ocasiones. Me decía que nunca había visto nada parecido y que lo ponía en manos de sus zoólogos y más tarde me dio la solución”, explica Joaquín.
La sorpresa de la familia llegó a finales de abril cuando el caso del ya identificado como ‘pececillo de cobre’ ocupó una parte del programa Cuarto Milenio. Carmen Porter lo explicó en el espacio “La Mirada Milenaria” con el nombre de Torrevelilla bien visible. “Si hemos contribuido a resolver el enigma y que además se hable del pueblo, mucho mejor”, ríe Joaquín. Desde la Asociación C.B. Torrevelilla le han dado la difusión que se merece en redes sociales.
El “bicho” en cuestión es una especie de insecto que no ha evolucionado desde su aparición en el devónico hace unos 400 millones de años, de ahí su extraño aspecto. La explicación de Porter se puede ver en la web del programa en el minuto 1h43’14”. Una vez identificado es común ver este tipo de insectos en la zona pero hay que fijarse bien debido a su minúsculo tamaño. Similares a los de “plata“, que también abundan. “Estos los tenemos más vistos pero ahora sabemos que pertenecen a la misma familia”.

 

Aficionados a la naturaleza
Joaquín es ingeniero y, como él dice, ha trabajado de muchas cosas pero nunca en temas relacionados con la naturaleza, la Historia y la Astronomía, unas aficiones que comparte con su esposa y con su hijo Damián, de 15 años. Aunque residen en Zaragoza, Joaquín ha ido a Torrevelilla “desde que estaba en la tripa de mi madre”, afirma. Toda su familia paterna es de la localidad y también tiene ascendencia de Ráfales. “Me conozco el Bajo Aragón y el Matarraña muy bien”, añade.
Es fotógrafo semiprofesional y ha organizado exposiciones y ganado varios concursos. Damián lleva el mismo camino y desde niño se ha interesado por asuntos como la Astronomía. “A mí me gusta pero su inquietud me ha hecho estudiar y querer saber más”, explica Joaquín.