Fomento y la constructora Rover Alcisa renegocian el proyecto de obra de la Nacional 232

Fomento y la constructora Rover Alcisa renegocian el proyecto de obra de la Nacional 232

E-mail Imprimir PDF

Las obras de mejora en la carretera nacional 232 entre Ráfales y la provincia de Castellón podrían pararse de nuevo. La empresa a la que se le adjudicaron los trabajos está negociando con el Ministerio de Fomento un aumento en el presupuesto de la obra de hasta tres millones de euros.

La diputada socialista en el Congreso Yolanda Casaus asegura que el Ministerio de Fomento ha recibido un informe por parte de la constructora en la que argumentaban problemas técnicos. Estos problemas se podrían solventar si Fomento desembolsara tres millones de euros más, algo que, según Casaus, no están dispuestos a hacer. Casaus ha añadido que el Ministerio ha lanzado un ultimátum a la empresa constructora por la que o continúan las obras en las condiciones iniciales o le adjudicarán los trabajos de mejora a otros.

No obstante, y como medida de presión, tal y como han informado desde los Ayuntamiento de Torre de Arcas y Monroyo, Rover Alcisa ha retirado personal y tres camiones que debían estar trabajando en la obra. De momento, en la zona sólo siguen faenando los empleados de la constructora mientras que la última de las distintas subcontratas dejó los trabajos la semana pasada.

Rover Alcisa ha negado que su intención sea paralizar la remodelación. De hecho, según el grupo simplemente la obra está discurriendo de forma más lenta. También asegura que los ingenieros ya están trabajando para solucionar los problemas existentes. Pos su parte, el Ministerio de Fomento no quiso pronunciarse sobre la actual situación.

El pasado mes de marzo ya se pararon las obras por una modificación en el proyecto. En ese caso, el motivo era económico y tardaron más de tres meses en reanudarse los trabajos.  Ante la posibilidad de que vuelva a repetirse, los vecinos de Monroyo, uno de los principales afectados, se muestran intranquilos. El alcalde de la localidad, Andrés Cros, teme por la evolución de las obras de las que nadie les ha informado.

Fomento y la constructora Rover Alcisa renegocian el proyecto de obra de la Nacional 232.