Roban en cuatro granjas, dos almacenes y un bar de Cretas

Roban en cuatro granjas, dos almacenes y un bar de Cretas

Los vecinos aseguran que eran cuatro encapuchados

LAURA GASCÓN H. /DIARIO DE TERUEL/ Alcañiz
Durante la madrugada de ayer viernes cuatro encapuchados robaron en cuatro granjas, un almacén, un taller y fi

Roban en cuatro granjas, dos almacenes y un bar de CretasRoban en cuatro granjas, dos almacenes y un bar de Cretas

nalmente en el bar Juanito, según la versión de los vecinos de Cretas.Al parecer los asaltantes robaron en las granjas de Tafalla, la conocida como del Francés, la de Joaquín Campallón y la de Susana, según aseguró el alcalde de la localidad, Adrián Portolés.

“También robaron en el almacén de Roque, de donde han cogido unos picos y unos mallos, -martillos grandes- que han utilizado para reventar la puerta del bar de la carretera”, señaló el edil. Aunque antes debieron de pasarse por el taller de carpintería metálica y herrería de Bienvenido Llerda, para apropiarse de la furgoneta Mercedes Sprinter 413 que utilizaron para trasportar todo los objetos robados.

La secuencia

Alrededor de las tres de la mañana los residentes de la calle Ermita de Cretas se despertaron alarmados por los ruidos del exterior, “como si estuvieran cargando cosas, y con las ventanas abiertas se oye todo”, dijo una vecina, que al asomarse a la ventana rápidamente se dio cuenta de que era un robo.

“Estaban cargando cosas del bar en una furgoneta, entre ellas la televisión de plasma y la máquina tragaperras”, destacó la testigo. Ante esa situación no tuvo temor de gritar, “ladrones, ladrones, están robando”, aunque sus gritos fueron acallados con una piedra lanzada por uno de los autores del hecho delictivo.

“Iban a darme, si no me aparto me da, de hecho han roto el cristal de mi casa”, destacó la vecina de Cretas. Al sentirse descubiertos los ladrones marcharon del pueblo con su botín, aunque uno de los afectados les persiguió por los caminos cercanos.

“Me desperté a las tres de la madrugada alertado por los ruido y los gritos y vi que estaban cargando mi furgoneta con las cosas del bar de enfrente de mi casa; en ese momento no sabía si era una pesadilla o la realidad”, destacó el propietario del taller Bienvenido Llerda ubicado en frente del bar.

El herrero les persiguió y les buscó por los caminos de Horta de San Juan, Arnes y Lledó, aunque sin éxito. “Ya de día un amigo me ha preguntado qué hacía mi furgoneta en un camino de la carretera de Lledó, cerca de un barranco y así la hemos encontrado”, destacó el afectado, añadiendo, “cuando no les ha servido la han abandonado, no le han hecho nada, dentro estaba la máquina tragaperras que habían reventado”.

De su taller se llevaron la furgoneta además de un taladro bastante grande. “Entre la máquina y las brocas se me han llevado 1.000 euros y menos mal que he encontrado la furgoneta, que era lo más valioso”, matizó Llerda.

La Policía Judicial acudió al lugar de los hechos y tomó fotografías y huellas.

“Está claro que sabían a lo que iban porque lo han hecho todo de seguido, seguramente estaban vigilando para conocer los lugares”, apuntó el vecino.

Por otro lado, el alcalde hizo hincapié en el hecho de que fuesen encapuchados. “Puede que sea gente conocida”, dijo. En lo que sí estaban de acuerdo todas las fuentes es en que fueron chapuceros. “Han hecho mucho destrozo para el valor de los objetos sustraídos”, puntualizó el teniente de alcalde Cretas, Ángel Rubio.

“A todos los vecinos que les han robado se les han llevado taladros, como a mí, pero han dejado otras cosas de más valor que estaban al alcance de la mano, como aparatos de soldadura, que había en mi taller, o motosierras y máquinas de podar que valen bastante dinero y estaban en las granjas donde han entrado”, destacó Bienvenido Llerda.

También robaron los radiocasetes de los tractores. “Estaban integrados en el salpicadero del vehículo, por lo que ha sido más el destrozo que el valor real de la radio”, destacó Rubio.

La sensación en el pueblo es de inseguridad, “antes casi no cerrábamos las casas y ahora te da miedo”, comentó el teniente de alcalde. También recordó un par de episodios parecidos ocurridos en la localidad hace menos de medio año. “Entraron en la almazara de Tafalla para coger una escalera con la que acceder a una ventana del pabellón para entrar a robar, aunque no se llevaron nada, porque no guardamos cosas”, matizó Rubio.

También hace tres meses aproximadamente robaron en la tienda de informática de Valderrobres y en una granja de carne en Lledó. “Cada vez es más habitual y la gente está intranquila”, resumió el edil.

Más información en la edición impresa
FUENTE: Diario de Teruel, www.diariodeteruel.net

Roban en cuatro granjas, dos almacenes y un bar de Cretas.