El PP pide a Boné que diga qué hará para evitar que Cataluña fije sola el caudal del Delta

13:27 h.

PARTIDOS / PP

El PP pide a Boné que diga qué hará para evitar que Cataluña fije sola el caudal del Delta

02/06/2010 EFE

El Grupo Parlamentario del PP en las Cortes ha pedido la comparecencia del consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, para que explique las medidas que va a adoptar el Gobierno de Aragón para evitar que la Generalitat de Cataluña fije de forma unilateral el caudal ecológico del Delta del Ebro, rompiendo así el principio de unidad de cuenca.

El portavoz popular en las Cortes, Eloy Suárez, ha recordado hoy en rueda de prensa que la modificación del Plan Hidrológico Nacional de 2005 dio este control a la Generalitat “en bilateralidad” con el Estado, en una decisión que rompe el principio de unidad de cuenca, que “trocea” la gestión del Ebro y genera problemas en todas las comunidades autónomas de la cuenca.

Según Suárez, el volumen de caudal ambiental que se baraja, de entre 2.200 y 2.500 hectómetros cúbicos, implicaría que ni Aragón ni ninguna otra de las comunidades de la cuenca podría usar “ni un solo hectómetro cúbico más” y, en esta línea, no tendría “ningún sentido” construir más embalses.

La gestión del río debe de estar, ha añadido, en los órganos de cuenca, porque es una competencia “básica y claramente estatal“.

En este sentido, ha recordado que las Cortes aprobaron una proposición de ley en las Cortes para que se cambiara en la modificación del PHN este extremo, que no logró el respaldo, después, del Congreso de los Diputados, en donde el PSOE votó en contra.

Suárez se ha preguntado por qué el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, no logró convencer a sus compañeros de Madrid de la “bondad” de esta proposición de ley que habría evitado la ruptura del principio de unidad de cuenca.

Además, Eloy Suárez preguntará a Boné por el estudio que anunció el Gobierno de Aragón que iba a elaborar sobre los caudales ambientales como “contrapropuesta” al de la Generalitat.

Pero además, a este problema se une la normativa hídrica formulada por la Generalitat recientemente y que “claramente“, en su opinión, invade competencias estatales y de la comunidad autónoma, al regular los recursos hídricos de todo su territorio, discurran o no de forma exclusiva por Cataluña.

Suárez ha lamentado que, ante este intento, el Gobierno de Aragón no ha ido más allá de presentar alegaciones, cuando habría que actuar “con más contundencia” ante este intento de alcanzar la “autonomía hídrica“.