Contra la tala d’arbres centenaris a Maella

MANIFIESTO EN DEFENSA DE SALVAR DE LA TALA LOS TRES ÁRBOLES DE LA CARRETERA A-221,  A LA ALTURA DE LA BOMBILLA EN AVENIDA ARAGON 81 DE MAELLA (ZARAGOZA)

 

Que en el pasado día 30 de agosto desde el Ayuntamiento de Maella, se le comunico que habían recibido una comunicación de la Subdirección de Carreteras por la cual se iba a proceder a talar los árboles sitos en el margen de la carretera A-221, a la altura de su vivienda, Avenida Aragón, nº 81.

 

Estos árboles los planto su abuelo en el año 1900 aproximadamente, y han sido una parte emblemática de Maella, ya que entre otras, han sido la sombra del establecimiento más antiguo que actualmente se conserva abierto en Maella, ya que se aperturo en 1908. Dichos árboles forman parte de la memoria histórica de la localidad, pues al igual que otros monumentos, trae grandes recuerdos a los vecinos de la localidad y aún más si cabe a los ausentes, ya que es un símbolo que ha permanecido desde que la memoria de todos los hoy presentes alcanza.

 

Dichos árboles son un Plátano (Platanus Orientalis) y dos Chopos blancos ó Álamo blanco (Populus alba), siendo éstos últimos los únicos que quedan en la localidad, y los cuales podría ser considerados como árboles catalogados, centenarios o singulares, ya que además de haber sido un árbol singular en la zona del Matarraña, y bajo Ebro, posiblemente hayan muy pocos o ninguno de tanta edad, pues la edad media de estos ejemplares suele alcanzar los 80 años. Destacar también que antiguamente gran parte del trazado de la carretera estaba acompañado de árboles en sus laterales, y de los cuales, hoy en día, sólo éstos se conservan.

 

Las dimensiones de estos árboles son de una altura de entre unos 9 a 11 metros, y un diámetro de copa de entre 9 y 13 metros aproximadamente.

 

Así mismo el día 31 de agosto de 2011 se solicito al Ayuntamiento de Maella que como conocedor directo de la situación, recurriera o presentara escrito favorable a la defensa de los mismos ante los Departamentos que considerará necesarios a fin de salvar de la tala los citados árboles.

 

Así mismo, por nuestra parte, se han presentado recursos y escritos en varios Departamentos del Gobierno de Aragón, Justicia de Aragón, Instituciones y Grupos Ecologistas.

 

Cabe decir que desde siempre, se han cuidado los mismos, realizando las podas pertinentes en invierno, cortando las ramas que lindan a la carretera, para que los camiones no tengan peligro, pues las que actualmente dan a la carretera, son ramas del año, jóvenes y flexibles, no causando peligro alguno; sulfatando en su debido tiempo, recogiendo las hojas en otoño, así como los cuidados de mantenimiento que han sido necesarios en estos más de cien años.

 

Según el comunicado, describen que hay un riesgo existente, por lo que cabe destacar que en dicha zona, en 110 años que nuestra familia ha resido allí, nunca ha habido ningún accidente, ya que por experiencia podemos corroborar que dichos árboles son en parte los que hacen disminuir la velocidad de los camiones y vehículos que por allí transitan, ya que al verlos frenan mucho antes de llegar, cosa que no se puede decir de otras zonas por las que transcurre la carretera, en la que los vehículos no respetan el límite de velocidad, y en las cuales ha habido múltiples choques en vallas, aceras, paredes, balcones, atropellamientos de personas y demás.

 

Destacar que la distancia menor de calzada en el tramo en el que se encuentran los árboles es de 6,40 metros, siendo que en otras zonas más peligrosas de la travesía, la distancia entre paredes es de 5,52 metros, a lo que habría que descontar los aleros, balcones y aceras. Así pues para reducir la peligrosidad existen otros posibles instrumentos que ayudarían a la misma, tales como señalización vertical, bandas rugosas, semáforos, radares, y muchos más.

 

Aunque en la comunicación recibida desde Subdirección de Carreteras y publicada por el Heraldo de Aragón, describen que recientemente hubo un impacto, cabe decir que este incidente, tal como nos comenta la persona afectada e interesada, se realizó con un apero de un tractor el cual por error  llevaba desplazado, no causándole daños personales, ni materiales, ni en ningún momento culpa o imputa como causante al árbol con el que tropezó.  Así como el otro vehículo, que dicen haber sufrido accidente, fue unos metros antes de llegar a la zona de los árboles, en el otro lado de calzada, y tampoco fueron los árboles o su cercanía los causantes de dicho accidente. Así como se desconoce denuncia alguna por parte de camioneros al respecto al rajado de lonas de los mismos.

 

Por lo que seguiremos luchando por la defensa de los tres árboles centenarios de la Avenida Aragón a la altura de La Bombilla.