La Guardia Civil desmantela 3 puntos de venta de marihuana en el Bajo Aragón – Caspe

La Guardia Civil desmantela 3 puntos de venta de marihuana en el Bajo Aragón – Caspe.

La Guardia Civil ha logrado desmantelar tres puntos de venta de marihuana en el Bajo Aragón – Caspe. Los agentes han incautado 1157 plantas de esta sustancia en varios establecimientos de Fabara y Chiprana, que hubieran alcanzado en el mercado un valor de más de 45.000 euros.

Por ello, se ha procedido a la detención de tres personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública, pertenencia a un grupo criminal, defraudación del fluido eléctrico y blanqueo de capitales.

La alarma saltaba la pasada semana cuando tras una llamada de colaboración los agentes daban con un local situado en pleno centro de Fabara, tal y como adelantaba LA COMARCA. En su interior se encontraron todos los elementos necesarios para el cultivo de marihuana como eran extractores de aire, lámparas halógenas, termostatos, humidificadores, bidones así como toda una compleja instalación eléctrica defraudada del alumbrado público y un total de 780 plantas. A partir de ese momento, la Guardia Civil continuó con una investigación, que ya había iniciado a principios del 2013 bajo el nombre de ‘Napoli.

La identificación de uno de los implicados en Fabara fue el detonante para que los agentes pudieran dar con otro local, que la misma persona tenía alquilado en Caspe. En el registro se localizó un invernadero para el cultivo de esta planta, así como objetos similares a los encontrados en la localidad fabarola. Solamente horas más tarde y tras sospechar desde hace meses la Benemérita registró una vivienda, ubicada en el municipio de Chiprana. Al igual que en los dos registros anteriores, los agentes pudieron dar con todos los utensilios necesarios para el cultivo de esta sustancia. Además incautaron 377 plantas de pequeño tamaño y ocho bolsas de plástico que contenían un total de 1807 gramos de cogollos de marihuana. En ese momento, se procedió a la detención de las tres personas que residían en la vivienda de Caspe. Se trata de dos hombres de nacionalidad italiana y una mujer rumana en edades comprendidas entre los 25 y 36 años, que ya han pasado a disposición judicial. Los presuntos autores no contaban con ingresos lícitos, a pesar de ello llevaban un nivel de vida elevado. La Guardia Civil pudo comprobar que posesían varios vehículos de alta gama, varias embarcaciones y motocicletas. Además, residían en un inmueble con elementos de lujo, por lo que se les acusa de un blanqueo de capitales. Con estas detenciones los agentes cierran la operación conocida como ‘Napoli’ iniciada a principios del 2013.