La DGA estudia declarar Los Ports de Beceite como Parque Natural

La DGA estudia declarar Los Ports de Beceite como Parque Natural.

Seducen a miles de turistas a lo largo del año y su conservación ha aunado voluntades y forjado la identidad de la comarca del Matarraña y de la vecina de La Terra Alta. Los Ports de Beceite conforman un enclave natural único en nuestro territorio por su belleza y su encanto genuino. Ahora, el gobierno autonómico, consciente del potencial del espacio y a sabiendas de que Teruel es, junto a Valladolid, la única provincia española sin Parque Natural, ha iniciado los trámites para tener uno.

De momento, la Consejería de Medio Ambiente valora varios emplazamientos, si bien es cierto que el nombre que suena con más fuerza es el de Los Ports. No es nada de extrañar. La variedad de accidentes geográficos del entorno así como la riqueza natural que pervive en la zona hacen de este macizo montañoso uno de los lugares más especiales de Aragón.

La decisión final de declarar Los Ports como Parque Natural dependerá del Consejo de Protección de la Naturaleza (CPN) del gobierno autonómico, que en estos momentos ha iniciado la redacción del informe de viabilidad. Una vez resuelto el estudio, el CPN remitirá los resultados al gobierno autonómico, que se encargará de la declaración a través de una Ley de las Cortes. La aprobación del espacio de Los Ports como Parque Natural se prevé lenta ya que se deben tener en cuenta muchas variables relacionadas con el territorio y el medio ambiente.

Al respecto, el Director General de esta área en la DGA, Pablo Munilla, anunció el martes su intención de modificar la ley que rige todo este proceso para agilizar futuros trámites de espacios protegidos.

Características
La vigente ley autonómica de regulación de espacios protegidos reconoce que un Parque Natural es un enclave extenso y poco transformado por la actividad humana. En él deben existir una flora y una fauna singulares y representativas del territorio. Estas características deben combinarse con los valores ecológicos, estéticos y científicos que requieren una atención específica por parte de la administración. Además, debe contemplar la convivencia del ecosistema con las diferentes actividades y la dinamización que puedan llevar a cabo los vecinos de la zona. De acuerdo con estas premisas, Los Ports cumplirían con los requisitos que marca la ley, ya que en el espacio se han combinado durante décadas la preservación medioambiental y un desarrollo turístico sostenible.

La declaración del entorno como Parque Natural revertiría directamente en los sectores económicos de la zona, especialmente el turismo. Al potencial del enclave, que ya ha provocado la consolidación de una amplia oferta relacionada con el ocio en el medio rural, se unirían el tirón promocional derivado de la prestigiosa declaración de Parque Natural en Los Ports.

En el Matarraña se produciría un efecto económico beneficioso similar al que ya disfrutan otros espacios protegidos de Aragón, como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cuya protección ha motivado el desarrollo de la comarca oscense de Sobrarbe.

Esperados beneficios
El presidente de la Asociación de Empresarios del Matarraña, Javier Moragrega, ha valorado positivamente la iniciativa ya que «el territorio se beneficiaría de ayudas para seguir con la buena gestión del entorno». Moragrega ha destacado que la declaración de Los Ports como Parque Natural contribuiría, aún más, a la concienciación colectiva de la necesidad de «preservar este entorno privilegiado». Sin embargo, el empresario ha recordado que «la iniciativa debe llevarse a cabo teniendo en cuenta la voluntad de todos los vecinos».

Con este trámite, todo el conjunto del enclave estaría bajo protección administrativa. Cabe recordar que la parte catalana es Parque Natural desde 2001 y la valenciana lo es desde 2006.