Skip to content

Archive

Category: Aragonès

Origen: El pleno rechaza una moción de ZeC para el reconocimiento del aragonés en Zaragoza – Aragón – El Periódico de Aragón

10:30 h.POLÍTICA MUNICIPAL

EFE

29/04/2016

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha rechazado, con los votos de PP, C’s y la abstención del PSOE, una moción de Zaragoza en Común (ZeC), por la que se instaba al Gobierno de Aragón a declarar a la ciudad como zona de utilización histórica predominante del aragonés.

En una intervención pronunciada en parte en aragonés, Fernando Rivarés (ZeC), ha reivindicado que esta lengua ha estado siempre presente en la capital aragonesa, donde, según el censo de 2011, viven más de 7.000 hablantes, uno de cada tres del total.

Ha señalado también que la Unesco pide protección para el aragonés y que es parte del patrimonio regional, aunque algunos se avergüencen de él por “prejuicios”.

El único apoyo recabado por el grupo que sustenta al Gobierno ha venido de la mano de CHA, cuyo portavoz, Carmelo Asensio, en una intervención íntegra en lengua aragonesa, se ha congratulado de que, por primera vez, una moción en defensa del aragonés no haya sido presentada por su grupo.

El aragonés, ha recordado, fue lengua de cancillería de la Corona de Aragón y de derecho, así como la primera lengua romance a la que se tradujeron obras clásicas del griego.

Por ello, ha pedido al resto de fuerzas políticas la misma actitud que Manuel Fraga con el gallego, C’s con el catalán o PSOE e IU con otras lenguas en otras zonas.

Por el PP, que se ha opuesto a la iniciativa, Ángel Lorén, ha incidido en que el aragonés tiene más de 20 variedades lingüísticas y, por ende, necesita una normalización, como la que tuvo lugar en el País Vasco, que fue a base “de mucho dinero” y para “mantener una serie de privilegios” y no sirvió para los objetivos para los cuales fue creada.

Ha criticado también la “falta de rigor técnico” y la “frivolidad” de la moción que, además, está “mal motivada”, con errores en las cifras y presentada con el único objetivo de esconder su “incapacidad manifiesta” para resolver los problemas de la ciudad.

La Zaragoza que defiende, ha insistido, es “más Obama y menos ayatolás” y con el inglés como lengua vehicular y no “la fabla”.

Cristina García (C’s) también ha mostrado su rechazo a la iniciativa porque la lengua mayoritaria es el castellano, si bien ha admitido las cifras que apuntan que es la localidad en la que más aragonés se habla y ha expresado su respeto a los hablantes y su defensa de modalidades lingüísticas “tan enriquecedoras”.

No obstante, la aplicación de esta medida supondría una serie de derechos que para su ejercicio requerirían de un personal y de un coste económico que ni el Ayuntamiento ni el Gobierno de Aragón se pueden permitir.

Por su parte, la socialista Lola Ranera ha considerado que lo recogido en esta moción es “un tanto desproporcionado” y que, “con todo el respeto a los hablantes”, el Estatuto de Autonomía brinda un marco de reconocimiento a las lenguas propias y que lo que hay que hacer es dejar trabajar a las Cortes de Aragón, donde hay un debate “muy interesante” al respecto, por lo que se ha abstenido.

Origen: El Tribunal Constitucional avala la recuperación del nombre de las lenguas de Aragón, pero desestima el recurso interpuesto contra la Ley 3/2013 – Fernando Javier García Fernández – RLD blog

800px-Varietats_lingüístiques_de_l'AragóEl pasado 17 de marzo de 2016 el Pleno del Tribunal Constitucional (TC) dictó sentencia en el recurso de inconstitucionalidad 4.980/2013 interpuesto por más de cincuenta diputados contra los artículos 2.2, 5, 6, 7, 8 y 16 de la Ley 3/2013, de 9 de mayo, de uso, protección y promoción de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón (desde ahora, Ley 3/2013), bajo la dirección técnica de Ángel Garcés Sanagustín, profesor de derecho administrativo de la Universidad de Zaragoza.

Desgranaremos a continuación las pretensiones de los recurrentes y los fundamentos jurídicos de la sentencia:

1 Garantía institucional. Para los recurrentes la constitucionalización del derecho al uso de las lenguas propias no solo supone la proclamación de unos derechos lingüísticos vinculados con algunos derechos fundamentales; comporta también una garantía institucional, que implica que las lenguas sean reconocibles para poder ser utilizadas plenamente. En cambio, la Ley 3/2013, desconociendo la terminología de numerosas normas aragonesas que se refieren al aragonés y catalán, omite cualquier referencia a ambas lenguas, a las que pasa a llamar, respectivamente: lengua aragonesa propia de las áreas pirenaica y prepirenaica y lengua aragonesa propia del área oriental.

Respecto a esta cuestión, que es básica en la génesis del recurso, el TC pone el acento en que el artículo 4.1 de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del patrimonio cultural aragonés, ha sido modificada por el artículo 35 de la Ley 2/2016, de 28 de enero, de medidas fiscales y administrativas de la Comunidad Autónoma de Aragón. Para el Tribunal “esta modificación es relevante” y el recurso pierde objeto en esta cuestión “al producirse la recuperación de la denominación aragonés y catalán para referirse a las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón… y determina la pérdida de vigencia de la denominación en su día adoptada”.

En cuanto a la impugnación de la creación de una única Academia para ambas lenguas, el TC entiende que no se ha probado suficientemente su posible inconstitucionalidad expresando la demanda solo un temor o una hipótesis, y no entra en el fondo del asunto.

2 Principio de no regresión. Se afirma en la demanda que la Ley 10/2009, de 22 de diciembre, consagró un estatus mínimo tanto para el aragonés como para el catalán en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Aragón. Recuerdan los recurrentes que los textos internacionales contienen un principio básico de mantenimiento del estatuto jurídico de una lengua, que implica una protección que impide la regresión de dicha norma, lo que supone la irreversibilidad de los derechos mínimos adquiridos. Argumentan que la conservación del patrimonio lingüístico europeo y de su diversidad constituye cada vez más claramente un principio rector aceptado en el orden internacional y que debe entenderse que, salvo en situaciones claramente justificadas con base en las dinámicas lingüísticas existentes, ninguna lengua debe mermar su estatuto jurídico y, en todo caso, las modificaciones jurídicas deberán hacerse siempre en el sentido de elevar su protección tendiendo hacia el reconocimiento de su condición oficial o la ampliación territorial o material de la misma.

Continúan su exposición diciendo que el principio de irretroactividad de las disposiciones restrictivas de derechos individuales (artículo 9.3 CE) ha cristalizado en un principio de irreversibilidad del estatuto jurídico básico de los derechos fundamentales, máxime cuando su contenido esencial viene prefijado por un Derecho supranacional asumido plenamente por el Estado español. Y que este no solo se ha materializado en el ámbito de la protección del núcleo duro de derechos de nuestro sistema jurídico, sino que también ha permitido consolidar el principio de irreversibilidad en asuntos como la legislación ambiental. Dicho principio no impide una reforma a la baja de cualquier pieza de la legislación ambiental sino la necesidad de garantizar un “equilibrio” entre el desarrollo económico y la protección ambiental, cuyos mínimos siempre se han de salvaguardar y contrastar (SSTC 64/1982, de 4 de noviembre, y 73/2000, de 14 de marzo).

Para los recurrentes si este pronunciamiento se hace en un asunto destinado a delimitar las zonas que van a ser objeto de una especial protección ambiental, con mayor razón habrá de aplicarse al uso de las lenguas propias y recuerdan que el principio de protección de la confianza legítima, que deriva del principio de seguridad jurídica según la STC 222/2003 (FJ 4º), debe impedir que se abroguen libremente aquellas normas que están destinadas a dotar de unas mínimas garantías a determinados grupos sociales en el ejercicio de sus derechos, con un equilibrio que impida, tanto la petrificación del ordenamiento jurídico como la vulneración de la confianza legítima de los afectados por la legislación regresiva.

En este caso, opinan los recurrentes, se ha producido una regresión tanto del conjunto de derechos de los hablantes del aragonés y catalán como de su seguridad jurídica, en tanto en cuanto lo que se produce es la abrogación de una norma que concretó unos derechos individuales mínimos y delimitó el estatus jurídico mínimo aplicable a lenguas propias y minoritarias de Aragón.

Sin embargo el TC considera que “aunque el principio de seguridad jurídica impone en cualquier estado de Derecho que la sucesión de normas se atenga a ciertas condiciones, entre ellas no se encuentra la interdicción de la reforma peyorativa.”

3 Vulneración del principio de reserva de ley.

El artículo 5 de la Ley 3/2013 hace referencia a las zonas de utilización de las lenguas y modalidades lingüísticas propias y el 9 establece el procedimiento de su declaración por parte del Gobierno de Aragón, con audiencia de los Ayuntamientos afectados. El artículo 7.2 del Estatuto de Autonomía de Aragón (EAA), en consonancia con lo establecido en el artículo 53.1 de la Constitución dispone que:

“Una ley de las Cortes de Aragón establecerá las zonas de uso predominante de las lenguas y modalidades propias de Aragón, regulará el régimen jurídico, los derechos de utilización de los hablantes de esos territorios, promoverá la protección, recuperación, enseñanza, promoción y difusión del patrimonio lingüístico de Aragón, y favorecerá, en las zonas de utilización predominante, el uso de las lenguas propias en las relaciones de los ciudadanos con las Administraciones públicas aragonesas.”

Para los recurrentes, la Ley prevé, pues, una deslegalización de la declaración de las zonas de utilización predominante y permite que sea el Gobierno de Aragón, previa audiencia de los municipios afectados, quien las establezca, pudiendo darse el caso de que un simple cambio en la composición de los órganos municipales y autonómicos cambie el régimen jurídico aplicable a los hablantes de esos territorios.

Insiste la demanda, citando la STC 83/84, de 24 de julio (FJ 4º) que el “el principio de reserva de ley entraña una garantía esencial de nuestro Estado de Derecho, cuyo significado último es el de asegurar que la regulación de los ámbitos de libertad que corresponden a los ciudadanos dependa exclusivamente de la voluntad de los representantes, por lo que tales ámbitos han de quedar exentos de la acción del ejecutivo y, en consecuencia, de sus productos normativos propios, que son los reglamentos. El principio no excluye la posibilidad de que las leyes contengan remisiones a normas reglamentarias, pero sí que tales remisiones hagan posible una regulación independiente y no claramente subordinada a la Ley, lo que supondría una degradación de la reserva formulada por la Constitución a favor del legislador”.

En cuanto a esta cuestión, el TC entiende que la Ley establece dos zonas y con eso cumple el requisito establecido por el artículo 7.2 EAA, pues no exige que sea una Ley la que establezca los municipios concretos “sino únicamente que las prevea y regule el modo en el que van a ser delimitadas”. Por otro lado el riesgo de inestabilidad e inseguridad no puede conllevar, en sí mismo, la lesión del principio de seguridad jurídica. Ni de este principio, ni de ningún otro se deriva “el derecho al mantenimiento de un determinado régimen jurídico, pues ello daría lugar a la petrificación del ordenamiento jurídico”.

4 La discriminación de los hablantes de aragonés y catalán. Argumentan los recurrentes que el artículo 14 CE (en el capítulo II del título I) consagra la igualdad formal o jurídica como principio básico de nuestro orden constitucional y de los derechos y libertades.

Este principio está recogido en el artículo 7 del Estatuto de Autonomía de Aragón (“nadie podrá ser discriminado por razón de la lengua”). Esta disposición ha de interpretarse, obviamente y en todo caso, a favor de quienes ostentan la posición más débil en la sociedad.

Dicho de otro modo, la lengua constituye el medio instrumental indispensable para el ejercicio de ciertos derechos, calificados expresamente como fundamentales por la Constitución. Desde esta perspectiva, los derechos lingüísticos son esencialmente derechos reconocidos en favor de los ciudadanos, que se configuran como derechos de libertad, estrechamente vinculados al ámbito más íntimo de la personalidad, que pretenden garantizar un espacio propio y sin injerencias a su libre desarrollo, lo que engarza con el sustrato básico del orden constitucional (artículo 10.1 CE).

A tal efecto, recuerdan que el capítulo II de la Ley 3/2013 (artículo 16), está prácticamente vacío de contenido y que el reconocimiento oficial de una lengua debería regular su utilización, con todas las limitaciones que se estimen oportunas, ante las diferentes administraciones existentes en el territorio. Es decir, debería comportar un determinado estatus jurídico, con sus correspondientes efectos. Terminan diciendo que nos encontramos ante una ley-manifiesto, que no se concreta en obligaciones de los poderes públicos y no reconoce ningún derecho individual que puedan ejercitar los ciudadanos ante los incumplimientos u omisiones de los mismos, y alegan un supuesto de discriminación por indiferenciación.

El Tribunal entiende que “la invocación en este punto de la Carta Europea de las Lenguas Regionales y [sic] Minoritarias, que en su artículo 10 contiene una relación de compromisos que los poderes públicos asumen en relación con el uso de lenguas minoritarias en procedimientos administrativos y en la relación con las autoridades administrativas y los servicios públicos, no altera esta conclusión”. La Carta, según el Constitucional, no es un canon autónomo de validez del precepto, sino que proporciona pautas interpretativas de su régimen jurídico y que, en el caso de las lenguas no oficiales les afectan las disposiciones “que puedan razonablemente aplicarse”. Por ello no puede entenderse que el artículo 16 de la Ley 3/2013 haya vulnerado el principio de igualdad por incurrir en discriminación por indiferenciación pues “el principio de igualdad no garantiza un derecho al trato normativo desigual, ni tampoco puede apreciarse que en el presente caso, en virtud de lo establecido en el artículo 10.2 CE, la Carta Europea de las Lenguas Regionales y [sic] Minoritarias exija una interpretación distinta del referido precepto constitucional”.

Conclusiones:

1 La sentencia avala la recuperación de los nombres de las lenguas propias de Aragón, el aragonés y el catalán, lo que supone un primer punto de partida muy importante para su reconocimiento y dignificación.

2 Establece el Constitucional que, en la medida que el actual Estatuto de Autonomía de Aragón protege y ampara a las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón, “no hay duda de que resultan de aplicación las disposiciones de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, en los términos de la declaración del Estado español incluida en el Instrumento de Ratificación de la Carta de 2 de febrero de 2001”. Importantísima declaración puesto que con ello deja zanjado también el asunto de las denominaciones, ya que, por un lado, el Consejo de Europa se refiere siempre al aragonés y catalán, y por otro, permite al gobierno aragonés desarrollar políticas lingüísticas acordes con lo establecido en el referido tratado internacional, que forma parte del derecho interno.

3 Dice el TC que el legislador del pasado no puede vincular al legislador del futuro y, por tanto, que no existe un genérico derecho al mantenimiento de la ley y a la intangibilidad de las situaciones jurídicas nacidas a su amparo y por ello desestima el recurso en cuanto a la no regresión de los derechos consagrados por la anterior ley de lenguas, de 2009.

4 Respecto a la impugnación por violación del principio de reserva legal para la declaración de las zonas de utilización predominante de las lenguas propias de Aragón, el TC entiende que la Ley establece dos zonas y con eso cumple el requisito establecido por el artículo 7.2 EAA, pues, aunque se podría haber hecho de otro modo, no exige que sea una Ley la que establezca los municipios concretos.

5 Finalmente, y respecto al argumento de que las disposiciones de la Ley impugnada relativas al uso ante las administraciones son preceptos vacíos, y se incumplen los preceptos de la Carta europea, el Constitucional mantiene que esta no es un canon autónomo de validez del precepto, sino que proporciona pautas interpretativas de su régimen jurídico y que, en el caso de las lenguas no oficiales les afectan las disposiciones “que puedan razonablemente aplicarse”. Este argumento, aunque sirve para desestimar el recurso, abre la puerta a un desarrollo reglamentario de la Ley que permita el efectivo ejercicio del derecho por parte de los ciudadanos.

 

Fernando Javier García Fernández
Profesor de derecho administrativo en el Departamento de Derecho Público de la Universidad de Zaragoza

Origen: El PAR propone suprimir el catalán de la Ley de Patrimonio Aragonés

El PAR presentó ayer en las Cortes una Proposición de Ley para suprimir el catalán de la Ley de Patrimonio Aragonés, dicen, “desde el consenso y el respeto al estatuto”.

La diputada calandina María Herrero fue la encargada de defender la propuesta, que propone suprimir el catalán sustituyendo el primer punto de la ley actual del Patrimonio Cultural Aragonés por otro que dice que Aragón tiene como propias, originales e históricas la lengua aragonesa propia de la zona oriental y la lengua aragonesa propia de la zona pirenaica y prepirenaica, con sus diversas modalidades lingüísticas.

La diputada lamentó que los diferentes posicionamientos políticos de los últimos años han supuesto modificaciones de la legislación sectorial correspondiente pero en ningún caso, dicen, “se había osado interpretar nuestra norma institucional básica”… Criticó, además, que la modificación haya venido determinada por una enmienda presentada por CHA y aceptada por el actual gobierno.

 

Comunicado del PAR sobre la propuesta

El Partido Aragonés ha presentado una proposición de ley que pretende sustituir el apartado 1 del artículo 4 de la Ley 3/1999, de 10 de marzo del Patrimonio Cultural Aragonés cambiadocuando La Ley de Medidas Fiscales y Tributarias, aprobada en enero de 2016, incluyó una disposición fruto de una enmienda presentada en su tramitación parlamentaria mediante la que se modificó la Ley 3/1999, de 10 de marzo del Patrimonio Cultural Aragonés, “interpretando”,además, el propio Estatuto de Autonomía, quedando de la siguiente manera:
“El aragonés y el catalán de Aragón, en los que están incluidas sus variedades dialectales, son las lenguas y modalidades lingüísticas propias a que se refieren el artículo 7 del Estatuto de Autonomía de Aragón de 2007 y la Ley 3/2013, de 9 de mayo, de uso, protección y promoción de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón. Así, abogando por un amplio consenso y por el respeto escrupuloso al Estatuto de Autonomía de Aragón,el PAR propone suprimir el catalán sustituyendoel punto anterior por el siguiente: “Aragón tiene como propias, originales e históricas la lengua aragonesa propia de la zona oriental y la lengua aragonesa propia de la zona pirenaica y prepirenaica con sus diversas modalidades lingüísticas”.

María Herrero señala que “nos parece inadmisible y sumamente grave que se haya modificado la ley del Patrimonio Cultural de la manera en que se ha hecho, a través de la Ley de Medidas de 2016 incluyendo una interpretación del artículo 7 del Estatuto de Autonomía. Los diferentes posicionamientos políticos a lo largo de los últimos años en relación con el asunto lingüístico han supuesto modificaciones de la legislación sectorial correspondiente, pero en ningún caso se había osado interpretar nuestra norma institucional básica”.

Herrero resalta que, aunque jurídicamente sea viable, “no nos parece éticamente correcto ni leal con la institución ni con nuestra máxima norma, utilizar el procedimiento legislativo ordinario a través de una enmienda unilateral de una formación política para dinamitar el consenso al que se llegó en la redacción del Estatuto de Autonomía entre todas las fuerzas políticas que participaron en su aprobación”. Se da el caso, además, de que”la fuerza política que presenta esta enmienda, es la única de las presentes en aquel momento que no apoyó la aprobación del propio Estatuto de Autonomía actualmente vigente”. Y asegura que el proceso de elaboración del Estatuto de Autonomía fue “largo, complejo y costoso, y se realizó un esfuerzo por parte de todos para acercar posturas y alejar discrepancias. Un ejercicio de madurez democrática, de altura de miras y de generosidad”.El artículo 7 relativo a las lenguas fue un artículo que suscitó “controversias y uno de los nudos gordianos de las negociaciones”. Finalmente, explica Herrero, el punto de encuentro se halló “en el artículo tal como quedó redactado, con palabras muy medidas y precisas porque cualesquiera otras habrían supuesto una ruptura y una paralización de la reforma del Estatuto de Autonomía, tan necesaria para Aragón”.

El PAR considera que “debemos preservar el Estatuto de los vaivenes políticos y de los desencuentros que en materias concretas podamos tener, y llevar a debates parlamentarios sectoriales y específicos aquellas cuestiones en las que tengamos pareceres diversos y variables de acuerdo con las coyunturas y las aritméticas de cada momento”.

Imatge

Origen: ‘No hablamos catalán’ dice que el debate sobre la lengua en Aragón es político – Diario de Teruel

Los comparecientes, ayer en la Comisión de Peticiones Ciudadanas de las Cortes

Con argumentos como que el debate sobre las lenguas de Aragón no tiene nada que ver con asuntos lingüísticos, si no que se trata de “un tema político

Maribel S. Timoneda

20/04/2016

Con argumentos como que el debate sobre las lenguas de Aragón no tiene nada que ver con asuntos lingüísticos, si no que se trata de “un tema político”, la Plataforma No Hablamos Catalán compareció ayer en la Comisión de Peticiones Ciudadanas de las Cortes de Aragón y reclamó el mantenimiento de la Ley de Lenguas en vigor, la de 2013, y que se cree la Academia Aragonesa de la Lengua.

Los tres representantes de esta plataforma que tomaron la palabra sostuvieron que en Aragón no se habla catalán, aunque para ello no usaron ni un solo razonamiento relacionado con la lingüística como se podría esperar para un debate de esta índole, sino juicios de valor centrados en el “pancatalanismo” y en lo que denominaron “el proyecto imperialista de los Países Catalanes”, que intenta asimilar como catalanas las comarcas más orientales de nuestra Comunidad, donde se habla la variedad occidental del catalán.

El ogro del nacionalismo catalán ha entrado, según lo afirmado por los miembros de la Plataforma, en el hemiciclo, pues alguno de los portavoces de esta asociación no tuvo reparos a la hora de acusar a Podemos, a CHA y hasta al PSOE de haber abrazado la causa catalanista que, según profetizaron, terminará engullendo a Aragón hasta convertirla en la “quinta provincia de Cataluña”. En su intervención hubo más juicios del estilo, pues para los tres representantes de la Plataforma, lo que afirma la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias -ratificada por los estados miembros del Consejo de Europa desde 1992- en relación a las modalidades lingüísticas de Aragón (reconoce el aragonés y el catalán como lenguas propias) obedece a que “la Comisión Europea está plagada de catalanistas”, en palabras de Ángel Hernández, presidente de la Asociación Amics de Fraga y miembro de la Plataforma.

En la Comisión, “No hablamos catalán” propuso incluso la celebración de un referéndum para que los aragoneses –todos, no los hablantes- decidan el nombre que se le debe dar al catalán de Aragón. El defensor de tal propuesta, Luis Gascón, aseveró delante de los parlamentarios que “un grupo de políticos sentados en un sillón no pueden cambiar” la denominación de una lengua.

Pese a un comienzo así, los portavoces de los grupos parlamentarios reaccionaron con temple. El más duro fue el portavoz del Grupo Mixto, Gregorio Briz (CHA), quien nada más empezar su intervención les recordó a los tres comparecientes que los parlamentarios presentes “estamos aquí porque nos ha puesto la ciudadanía”. Además, aseveró que “la lengua no es uniformizadota de la identidad”

Briz dejó bien claro que la intención del Gobierno PSOE-CHA es la redacción de una nueva ley de lenguas basada en un “debate constructivo”, con la “creación de autoridades científicas para no depender de otros” (en referencia a autoridades lingüísticas de la comunidad vecina) y “fomentar el uso progresivo por parte de las administraciones”. Además, dijo, el Gobierno no hará cooficiales catalán y aragonés.

El PP, por su parte se mostró “totalmente de acuerdo” con lo “dicho” por la Plataforma, según el diputado Fernando Galve, quien declaró que “en Aragón no hablamos catalán”. Él no, pues se declaró castellanohablante y anunció la presentación de una queja ante la Mesa de las Cortes porque la presidenta de la Comisión, Itxasco Cabrera, no impidió que el diputado de Podemos Alfonso Clavería pronunciase un par de frases en catalán y fragatí para evidenciando los pocos matices que separan a la modalidad local de la lengua estándard. El reglamento de las Cortes únicamente permite a los diputados expresarse en castellano.

Siguiendo en la linea del debate que intenta asimilar identidad con lengua, Galve reafirmó su españolismo y aragonesismo: “estamos orgullosos de ser españoles y aragoneses, y lo digo con orgullo”, añadió. De paso, acusó “a esos rancios nacionalismos” de “estar atacando nuestra identidad” y se reafirmó en lo ya declarado por los comparecientes, que “éste no es un tema lingüístico, si no político”.

Por su parte, desde el PSOE, Darío Villagrasa expuso que la política del Gobierno se centrará en la “protección” de las lenguas, y recordó que Aragón tiene “un patrimonio lo suficientemente rico y plural como para tener que pensar que el Gobierno se pliega a las circunstancias políticas de otra Comunidad”.

En cuanto al resto de grupos parlamentarios, desde Podemos, Amparo Bella reivindicó que “todas las lenguas son un bien común y una riqueza patrimonial que deben ser protegidas” y recordó que en Aragón hay “50.000 personas que se autodenominan catalanoparlamntes”, además de que 3.500 alumnos cursan catalán de manera voluntaria. Desde el PAR, Lucía Guillén compartió con la Plataforma la “preocupación” sobre este tema ante “las noticias que llegan del Ejecutivo y sus manifestaciones”, es decir, su intención de derogar la actual Ley de Lenguas. “Somos aragonesistas, defendemos nuestras lenguas y negamos que se llame catalán” a la modalidad hablada en Aragón. Por último, desde Ciudadanos, Jesús Sansó reclamó que s deje de “mezclarse lengua, políticas y sentimientos”.

Origen: El uso del catalán y la fabla tensa el debate político en Aragón | Diario Público

El PP anuncia una queja contra la presidenta de una comisión de las Cortes por permitir a un diputado utilizar esas dos lenguas, que suman 80.000 hablantes en la comunidad, al intervenir en una comparecencia de tres grupos culturales anticatalanistas que provocó un tenso debate parlamentario.

La comparecencia de tres representantes de asociaciones de la zona oriental de Aragón provocó en las Cortes autonómicas un tenso debate sobre el uso del catalán y el aragonés en la comunidad. Foto Cortes de Aragón

La comparecencia de tres representantes de asociaciones de la zona oriental de Aragón provocó en las Cortes autonómicas un tenso debate sobre el uso del catalán y el aragonés en la comunidad. Foto Cortes de Aragón

ZARAGOZA .- El uso de las lenguas minoritarias de Aragón, el catalán y el aragonés, tensan de nuevo el debate parlamentario en la comunidad. Más por la primera que por la segunda, y más por su denominación y vínculos que por su obvia presencia, unos prejuicios enquistados en la política aragonesa, históricamente incapaz de tratar con normalidad dos realidades lingüísticas que utilizan para comunicarse entre 80.000 y 145.000 personas.

La chispa saltó con la intervención, este martes, del diputado de Podemos Alfonso Clavería en la Comisión de Comparecencias de las Cortes, en la que participaban tres representantes de la plataforma No Hablamos Catalán, a los que dirigió, en ambas lenguas, estas palabras: “Les agradezco su presencia. Hay cosas que solo se pueden decir en una lengua, y no en la de al lado. Hagamos, entonces, un pacto por el sostenimiento de la vida y de los territorios de Aragón, dando voz a lo que la gente piensa y que lo diga en su propio idioma”.

El diputado del PP Fernando Galve interrumpió el debate para expresar a la presidenta de la comisión, Itxaso Cabrera (Podemos), “mi más enérgica protesta porque usted ha permitido hablar en otras lenguas que no son el español”. “Como no hay reglamento (que regule su uso), creo que tenemos que hablar en castellano, en español”, dijo, al tiempo que anunciaba una queja formal a la Presidencia de la cámara. Cabrera le respondió que la Constitución “recoge que la pluralidad se dará en las cortes por parte de todos los grupos”.

La protesta de los populares -Galve insistió al calificar de “acto maleducado” y “desagradable” hablar “en aragonés y en catalán o en no sé qué idioma”- fue selectiva: no se extendió a las intervenciones de Gregorio Briz, de Cha, que había saludado a los comparecientes en catalán, ni a la de Joaquín Samsó, de C’s, originario de la zona oriental de Aragón y que había utilizado, de manera espontánea, algunas palabras en ese idioma.

Más del 10% de la población habla o entiende esas dos lenguas

El episodio ilustra la tensión que genera el debate lingüístico en la esfera política de unacomunidad trilingüe como Aragón. Una tirantez que no se da en la calle: 80.000 habitantes del Pirineo y de las comarcas orientales de la comunidad utilizan esas dos lenguas, según los datos de la Dirección General de Política Lingüística del Gobierno autonómico, que también recogen que 3.400 escolares de primaria y de secundaria estudian como optativo el catalán y 580 los distintos dialectos del aragonés.

El INE (Instituto Nacional de Estadística) eleva la presencia de esas lenguas en su último Censo de Población y Viviendas: 55.387 aragoneses hablan el aragonés o lo conocen, mientras que 87.575 utilizan el catalán y otros 2.604 citan el chapurriau, nombre coloquial para referirse a las variedades locales de esta última. Suman 145.566 aragoneses, más del 10% de la población.

Sin embargo, el meollo del debate no está en las lenguas, sino en sus nombres. Los tres comparecientes, Ángel Hernández, de Amics de Fraga; Luis Gascón, de Facao, y el filólogoJesús Vázquez, coincidieron en reclamar un referéndum en las comarcas orientales para decidir cómo debe llamarse esa lengua y, entre referencias al “pancatalanismo”, al “proyecto imperialista” del nacionalismo catalán y al uso del idioma como instrumento de unas supuestas ansias anexionistas, anunciaron un acto reivindicativo “por la identidad, la lengua y la cultura aragonesas” para el próximo 5 de junio en Zaragoza.

Su comparecencia tenía como objeto reclamar el desarrollo de la actual Ley de Lenguas, con la que el Gobierno PP-Par sustituyó en 2013 las denominaciones del catalán y el aragonés por los acrónimos Lapao y Lapapyp y les quitó el carácter de “propias” que les reconoció la norma de 2009, y reclamar la puesta en marcha de la Academia de la Lengua Aragonesa. El segundo asunto no fue debatido, mientras el primero daba lugar a un tenso debate nominalista.

“Quieren imponer que nuestras lenguas maternas son fabla y son catalán”, señaló Hernández, que llegó a pedir la prohibición del término “franja” para referirse a las comarcas orientales y para quien “nunca se ha ofendido tanto a la zona oriental de Aragón, que se siente aragonesa”. “El catalán no es lengua propia de Aragón”, apuntó Vázquez, mientras Gascón se refería al chapurriau como “riqueza cultural” y anotaba que “implantar el idioma catalán en Aragón no es inofensivo”. “Amamos a Catalunya, pero que no toquen nuestro territorio”, añadió.

“Habrá que llegar a un consenso”

Las intervenciones de los portavoces giraron en torno a la denominación del catalán. Darío Villagrasa (PSOE), que consideró “fundamental la no imposición y garantizar los derechos de los ciudadanos”, sostuvo que “no debemos decidirla en el parlamento” por tratarse de algo que “corresponde a la comunidad académica” y que entraña el riesgo de “rozar el ridículo que ya hicimos” con el Lapao y el Lapapyp.

Coincidió con Briz, partidario de una norma basada en criterios científicos que “evite hacer el ridículo en toda Europa”, y con Amparo Bella (Podemos), que consideró “necesario superar el conflicto y facilitar los derechos de los hablantes” con una nueva ley y que recordó que “el aragonés y el denominado catalán de Aragón sufren hoy una situación complicada”. “Huimos del uso político y rechazamos los debates que solo buscan dividir”, anotó, para añadir que “habrá que llegar a un consenso” sobre la denominación.

Briz se mostró conciliador con los comparecientes pese a los duros ataques que dirigieron a Cha. “Podría decirles que ustedes son pancastellanistas o españolistas, pero ¿qué añadiría eso al debate?”, les indicó, tras afearles que “el negacionismo que ustedes hacen ha favorecido la dependencia de Catalunya en algunos ámbitos”. “Hablo inglés y castellano, pero no me siento inglés ni castellano, ni seguramente español”, añadió el nacionalista.

Galve y Lucía Guillén (Par) se mostraron tajantes. “En Aragón no hablamos catalán”, dijo el primero, que se pronunció “en contra de reformar la Ley de Lenguas y de que el catalán sea oficial en Aragón”. “No se puede llamar catalán lo que no es catalán. No existía Catalunya cuando ya se hablaba esa lengua en Aragón”, señaló la segunda, que acusó al presidente Javier Lambán de “dar razones a Catalunya para que avance en su anhelo independentista”.

“Llamar catalán a una de nuestras lenguas no es sino darle más alpiste al canario”, añadió, mientras Samsó, que se refirió a la situación de las lenguas minoritarias en Aragón como “laberinto”, sostenía que “esto ocurre por mezclar lengua, política y sentimientos”.

Catalán y aragonés volverán a impartirse en Primaria y Secundaria

Mientras tanto, el nuevo Gobierno PSOE-Cha, tras devolver a ambas lenguas mediante la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos el carácter de “propias” que les reconoce el Estatuto de autonomía, trabaja en un nuevo “marco normativo” –explicaron fuentes de la Consejería de Cultura- antes de impulsar la nueva ley que anunció Lambán.

El próximo curso, las asignaturas de aragonés y de catalán que las escuelas e institutos aragoneses ofrecen desde 1986 como optativas entrarán por vez primera a formar parte del currículo, cuyo contenido se encuentra en fase de alegaciones. Y, paralelamente, el Consejo de Gobierno creó este martes los premios Chuana Coscujuela y Desideri Lombarte, que cada dos años galardonarán a personas con una trayectoria destacada en la difusión de cada una de las lenguas.

El Constitucional rechazó hace unas semanas el recurso que más de medio centenar IC-V, CiU y el Grupo Mixto presentaron contra la vigente Ley de Lenguas de Aragón por no incluir las denominaciones de “catalán” y de “aragonés”. Sin embargo, la decisión del tribunal no supuso en este caso una convalidación de la norma sino una certificación de su carencia de contenido tras haber recuperado ambas la consideración legal de “propias” con la Ley de Acompañamiento.

Origen: Bona noticia respecte al català del currículum de primària | Lo Finestró

Segons informacions ben recents que ens han arribat de fonts del Departament d’Educació i Cultura del govern d’Aragó, s’està modificant o s’ha modificat ja l’esborrany del Projecte de currículum d’Educació Primària, en el sentit de què el català hi figuri dins del currículum escolar de primària com a assignatura voluntària, per la qual cosa s’aplicaran dins del seu horari escolar almenys dues sessions de 45 minuts. Per a l’aragonès s’adoptarà una solució similar,  però desplaçada en el temps. Tant de bo que la traveta a la que em referia en el post anterior desaparegui definitivament i es consolidi l’assignatura de català en el currículum de primària.

En quant a la presentació d’al·legacions i esmenes no estaria de més seguir presentant-les per fer patent la nostra preocupació envers del primer esborrany del projecte i per enfortir els canvis.

Origen: El català no s’inclou en el “Proyecto de currículo d’Educación Primaria” del govern d’Aragó | Lo Finestró

A l’esborrany del Projecte de currículum d’Educació Primària del govern d’Aragó el català no s’inclou, es deixa fora com a possibilitat voluntària d’ampliació fora de l’horari oficial obligatori. El català que sempre ha estat dins de l’horari escolar,  ara, potser per no ser més que l’aragonès, ha quedat  fora de l’horari escolar curricular. Això significa la pràctica desaparició en el futur de molts alumnes i mestres de català. Aquesta vegada la traveta a la llengua es massa descarada. O potser sigui una travanqueta-trabanqueta-trevanqueta-trebanqueta-cancalleta.

Adjunto model emplenat (en PDF o word) d’al·legacions o esmenes per si algú voleu signar-les i enviar-les a l’adreça que s’indica a la part inferior del model. Les associacions i entitats defensores del català a l’Aragó ja ho estan fent. Caldria moure cel i terra quan abans millor, el termini que resta es curt.

AL.LEGACIÓ CURR PRIM CAT-2

AL.LEGACIÓ CURR PRIM CAT-4

El català a la Corona d’Aragó. Quin fou el tractament de les llengües als diversos regnes que composaven la Corona? Quina llengua tenia preeminència a les Corts Generals i entre la monarquia i els estaments, a nivell oral i escrit?

En primer lloc s’ha de tenir en compte que, des de la unió dinástica de Catalunya i aragó el 1137 fins el 1410, els reis d’Aragó foren de la nissaga barcelonina dels Bel·lònides, descendents de Guifré el Pilós. Aquests comtes i posteriorment reis tenien el català com a llengua familiar i, per tant, aquesta fou la llengua d’expressió habitual (que no única) entre la monarquia i la seva Cort, i també entre les institucions que se’n derivaren al Principat i a la dels nous territoris de la monarquia arran dels segles XIII i XIV (Regne de Mallorques, València, Sicilia i Sardenya ). Continuar llegint… Moviment Franjolí per la Llengua: Sobre el català i l’ús de les llengües a la Corona d’Aragó [Una Franja d’història]

Origen: Obert el termini de propostes educatives i culturals en aragonès i català | Lo Finestró

Natxo Lópes Susín, director de Política Lingüística

Natxo López Susín, director de Política Lingüística d’Aragó

La Direcció General de Política Lingüística del govern d’Aragó ha obert el termini per rebre propostes educatives i culturals tant en aragonès com en català per al proper curs 2016/2017. Amb aquesta iniciativa la DGA dóna llum verda a la seua nova modalitat educativa en què s’inclouen els idiomes que es parlen en diferents zones d’Aragó.
Les propostes es concreten en dos programes educatius que ja han llançat. D’una banda, es tracta del “Luzía Dueso”. Amb ell es vol acostar a les aules una oferta d’activitats científiques i humanístiques d’animació i difusió de la llengua aragonesa i les seues modalitats lingüístiques, adaptades a totes les àrees curriculars. D’altra banda, hi ha el programa “Jesús Moncada”, al que dóna nom aquest reconegut escriptor nascut a Mequinensa. En aquesta ocasió, es cerquen els mateixos objectius, però amb relació al català, com a llengua que es parla a la Franja.

Els sol·licitants podran presentar un màxim de tres propostes d’activitats i la convocatòria estarà oberta del 4 al 25 d’abril. Les iniciatives han d’incloure el títol de la proposta, una breu descripció de la mateixa així com els seus objectius. A més, també ha d’incloure una proposta didàctica (metodologia, recursos, durada, participació de la comunitat educativa …). En el mateix document també s’ha d’indicar l’àrea o àrees curriculars en les quals s’inscriurà i el nivell educatiu al qual va dirigit, entre d’altres qüestions.

La resolució de les propostes admeses es publicarà a la pàgina webhttp://www.educaragon.org i també es traslladarà a les associacions més representatives i que entre els fins estatutaris figuri la defensa i promoció de la llengua aragonesa i del català a l’Aragó. Entre elles destaquen al Baix Aragó Històric, l’Associació Cultural del Matarranya i l’Associació Clarió, formada per pares de la comarca del Matarranya

Origen: Abierta una convocatoria para recibir propuestas educativas en catalán y aragonés

Abierta una convocatoria para recibir propuestas educativas en catalán y aragonés

  • Escrito por 

La Dirección General de Política Lingüística del Gobierno de Aragón ha abierto el plazo para recibir propuestas educativas y culturales tanto en aragonés como en catalán para el próximo curso 2016/2017. Con esta iniciativa DGA da luz verde a su nueva modalidad educativa en la que se incluyen los idiomas que se hablan en distintas zonas de Aragón.

Las propuestas se concretan en dos programas educativos que han lanzado. Por un lado, se trata del ‘Luzía Dueso’. Con él sebusca acercar a las aulas una oferta de actividades científicas y humanísticas de animación y difusión de la lengua aragonesa y sus modalidades lingüísticas, adaptadas a todas las áreas curriculares. Por otro lado, está el programa ‘Jesús Moncada’. Al que da nombre este reconocido escritor nacido en Mequinenza y con la mayor parte de su obra literaria está escrita en catalán. En esta ocasión, dicha iniciativa busca estos mismo objetivos pero con el catalán, como una de las lenguas que se hablan en las zonas limítrofes con la vecina comunidad de Cataluña.

Los solicitantes podrán presentar un máximo de tres propuestas de actividades y la convocatoria estará abierta del 4 al 25 de abril. Las iniciativas deben incluir el título de la propuesta, una breve descripción de la misma así como objetivos. Además también debe incluir una propuesta didáctica (metodología, recursos, duración, participación de la comunidad educativa…). En el mismo documento también deberá indicarse el área o áreas curriculares en la que se inscribe y el nivel educativo al que va dirigido, entre otras cuestiones.

La resolución de las propuestas admitidas se publicará en la página web www.educaragon.org y también se trasladará a las asociaciones más representativas entre cuyos fines estatutarios figure la defensa y promoción de la lengua aragonesa y del catalán de Aragón. Entre ellas destaca en el Bajo Aragón Histórico, la asociación Clarió, formada por padres del la comarca del Matarraña que defiende el catalán y que sus hijos conozcan este idioma. Dicha entidad lleva a cabo varias actividades de sensibilización en varios de los pueblos de este territorio.
LA COMARCA

Origen: Ayuntamiento de Zaragoza. Organización Municipal. Mociones al Pleno de 23.03.2016

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL ZARAGOZA EN COMÚN PARA SU DEBATE Y APROBACION EN EL PLENO MUNICIPAL DE 23.03.2016

D. PABLO MUÑOZ SAN PÍO, portavoz del Grupo Municipal Zaragoza en Común del Ayuntamiento de Zaragoza viene a formular para su aprobación la siguiente MOCIÓN en base a la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La lengua aragonesa ha estado muy presente a lo largo de la historia en la ciudad de Zaragoza, desde su incorporación al Reino de Aragón en 1118. Así lo atestiguan numerosos documentos históricos, comenzando por las propias actas de este Ayuntamiento, hasta finales del siglo XV (aproximadamente 1490) o de otras instituciones de gran importancia histórica, como la Casa de Ganaderos de Zaragoza, hasta las mismas fechas.

Testimonio de ello es que, el 12 de marzo de 1389, Sancho Aznárez de Gardeny, representante de la ciudad de Zaragoza en las Cortes de Aragón dirigió al monarca la siguiente reivindicación:

Que como por el regno de Aragon fuesse la dita justicia en lengua aragonesa por tal que los del dito regno de Aragon aquella mellor entendiessen […], supplico al dito senyor rey que fuesse de su merce de mandar fazer oblitera de la dita justicia en lengua aragonesa ordenada, e de dar licencia que se podiesse continuar en el proceso del justicia d’Aragon en la dita lengua aragonesa. (Sancho Aznárez de Gardeny)

Numerosos documentos públicos y privados, protocolos, procesos, capitulaciones, testamentos… atestiguan sin ningún género de duda la presencia histórica del romance aragonés como lengua propia de los habitantes de nuestra ciudad.

Con posterioridad al siglo XV el aragonés se perdió progresivamente en la ciudad de Zaragoza y otras zonas de Aragón, desapareciendo primero de los registros escritos y rompiéndose paulatinamente su transmisión generacional (de padres y madres a hijos e hijas). Sin embargo, a lo largo del siglo XVII todavía se pueden encontrar algunos referentes importantes. Por ejemplo, el poeta zaragozano Matías Pradas, Vicario de Cariñena, publicó una obra en aragonés en el concurso literario Palestra numerosa austriaca. La poetisa Ana Abarca de Bolea, por su parte, recurrió a la misma lengua para describir las fiestas de un barrio de labradores, como lo era en ese momento el de San Pablo.

A lo largo del siglo XX la ciudad de Zaragoza experimentó un notable aumento de población, hasta el punto de que esta se quintuplicó en pocos años. Muchas de las personas que emigraron a la capital aragonesa lo hicieron desde diferentes comarcas de Aragón, entre ellas, de aquellas que todavía mantienen el aragonés como lengua popular y de transmisión generacional.

Como consecuencia de este proceso de evolución demográfica a día de hoy vive en Zaragoza más de la mitad de la población aragonesa, lo que también se traduce a nivel lingüístico.

Según el último censo del que se tiene constancia (el de 2011) viven actualmente en Zaragoza 7.184 hablantes de la lengua aragonesa. Se trata del 28% de hablantes totales del aragonés. Si se tiene en cuenta a las personas que reconocen que entienden dicha lengua esta cifra supera las 15.000 personas. Como resulta obvio, Zaragoza es el municipio donde residen un mayor número de usuarios de dicha lengua.

Casi uno de cada tres hablantes del aragonés es zaragozano o zaragozana. Estas cifras adquieren todavía más importancia si se tiene en cuenta que esta lengua se enfrenta en estos momentos a un serio riesgo de desaparición, tal y como alertan numerosas instituciones de todo tipo, como la propia UNESCO.

A nivel legal, tanto el Estatuto de Autonomía, en su artículo 7, como las leyes de Cortes de Aragón 10/2009, de 22 de diciembre; y 3/2013, de 9 de mayo, reconocen el carácter trilingüe de Aragón, así como señalan que ningún ciudadano o ciudadana puede ser discriminado por razón de su lengua.

La Ley 3/2013, de 9 de mayo, todavía en vigor, insta a los Ayuntamientos a declarar las respectivas zonas de uso predominante de cada una de las lenguas minoritarias aragonesas para que, desde el principio de voluntariedad, puedan desarrollarse políticas activas para su conservación y promoción.

Tal y como se ha expuesto anteriormente, la ciudad de Zaragoza ha desempeñado un importante papel como lugar de acogida y encuentro para muchos aragoneses y aragonesas a lo largo de su historia, así como de su cultura y de sus lenguas.

Por ese motivo se considera oportuno que los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza hablantes del aragonés que así lo deseen puedan acogerse a las medidas de protección de esta lengua que contempla la ley, subrayando el hecho de que este es el municipio con mayor número de usuarios de dicha lengua.

Por ello, el Grupo Municipal de ZEC en el Ayuntamiento de Zaragoza, presenta para su debate y aprobación el siguiente:

ACUERDO:

El Pleno del Ayuntamiento Zaragoza insta al Gobierno de Aragón declare al municipio de Zaragoza zona de utilización histórica predominante de la lengua aragonesa.

Fdo: Pablo Muñoz San Pío

El Pleno Municipal de Broto, celebrado el pasado lunes, aprobó a propuesta de CHA, solicitar al Gobierno de Aragón la declaración de este municipio como zona de utilización histórica predominante de la lengua aragonesa propia de las áreas pirenaica y prepirenaica (aragonés)

Origen: Broto solicitará a la DGA su declaración como municipio de utilización histórica predominante de la lengua aragonesa – AraInfo | Diario Libre d’Aragón

Origen: El Ayuntamiento de Zaragoza incorpora el catalán como «lengua propia»

“Esfendemos as luengas” demana retolació en aragonès en Comarques com “Jacetania” i torna a denunciar el mal ús de recursos europeus

“Esfendemos as luengas” ha denunciat i denunciarà l’ús de recursos europeus per amagar les llengües d’Aragó. Senyals de desviaments com el de la Foto a “Guarrinza” (vall d’Echo), no ensenyen la realitat aragonesófona de Comarques com la de Jacetania.

Encara que allà per novembre el Consell Europeu va fer un informe on tornava a demanar la presència i cooficialitat de les llengües minoritàries a l’Estat espanyol. Ens trobem amb exemples com els de la foto, on els recursos econòmics d’Europa (propis i del programa “Leader”) per a senyalització cultural, no reflecteixen la realitat lingüística d’aquestes zones.

Aquesta vegada és la Comarca de la “Jacetania” i la seva senyalització de camins, però al juliol aquesta mateixa plataforma ja va denunciar el programa cultural del “Geoparque de Sobrarbe” finançat amb fons europeus “Leader”, “Cultura” i “Interreg” amagant la existència de l’aragonès entre els pastors i adoctrinant nens / les a la No existència d’aquesta.

Esfendemos as Luengas

Web: http://esfendemosasluengas.wordpress.com

Twitter: @esfende_las

Facebook: https://facebook.com/esfendemos.asluengas

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: